Xalapa, Ver. - El Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares endeudó al estado de Veracruz con 4 mil 400 millones de pesos mediante dos créditos que fueron solicitados entre el 16 y el 29 de diciembre de 2016, según los registros oficiales de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

A dos meses de la solicitud, todavía se desconoce el plazo a pagar dicha deuda, la tasa de interés asignada por los acreedores y cuándo se comenzará a pagar el valor capital.

Según los registros de la autoridad hacendaria, a los 16 días de asumir el cargo, Yunes Linares solicitó  dos créditos simples y de carácter quirografario -es decir, que no necesitan respaldos financieros o garantías- a los bancos Banorte e Interacciones por los montos de 3 mil 400 y 1 mil millones de pesos, de manera respectiva.

Yunes Linares está facultado para solicitar este tipo de préstamos, porque el Congreso Local  tiene autorizado un margen de endeudamiento del estado, de entre el cuatro y el seis por ciento del presupuesto anual.

El 19 de diciembre de 2016 –tres días después de que se le autorizó el primer préstamo- Yunes Linares emitió un mensaje a los veracruzanos en donde informó  que solicitaría tres créditos bancarios con el objetivo de pagar nóminas, prestaciones, así como el pago de la deuda a municipios de la entidad.

En aquel anuncio, el mandatario enfatizó que  el gobierno que encabeza enfrentaba un déficit de 7 mil millones de pesos. La entidad tenía compromisos financieros de fin de año por 10 mil millones de pesos (en materia de sueldos burocráticos, prestaciones, pensiones y gastos operativos), de los cuales sólo podía cubrir 3 mil millones.

Fue en ese mensaje decembrino que Yunes Linares se comprometió a que los tres créditos que solicitaría para enfrentar esa situación, serían pagados antes de terminar su periodo de dos años. También se comprometió a que todo el proceso sería publicado en el portal de transparencia de la Secretaría de Finanzas de su gobierno.

A dos meses de la solicitud de prestamos, Rafael Arias Hernández, economista por la Universidad Veracruzana, considera que al gobierno de Yunes Linares le hace falta transparentar el proceso.

El economistas expuso  que este tipo de créditos quirografarios se utilizan para obtener una liquidez instantánea, sin embargo, van sujetos a una tasa de interés más un spread o comisión que fijan los bancos, en este caso Banorte y Acreedores, que dependerán de la urgencia o de la cantidad solicitada.

Arias Hernández insistió en que Yunes Linares informe el plazo a pagar dicha deuda, la tasa de interés y cuándo se empezará a pagar el valor capital.

De acuerdo con el último Informe de Gobierno de Javier Duarte de Ochoa, la deuda de la entidad cerró en los 87 mil millones de pesos, por lo que ante los últimos dos préstamos solicitados por esta administración se elevaría a los 91 mil millones de pesos, sin que se incluyan los intereses antes mencionados.

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]