El domingo, un grupo de siete reporteros fue asaltado en Guerrero por criminales. Ayer lunes, Javier Valdez, uno de los mayores especialistas sobre el narcotráfico, fue ejecutado en Sinaloa, y la subdirectora de un diario en Jalisco fue víctima de un atentado en el que murió su hijo.

Los periodistas se han convertido en protagonistas de la nota roja.

Con Valdez suman seis los periodistas asesinados en este año. Pero este crimen ha provocado diversas reacciones de protesta en algunos medios.

El periodista Ciro Gómez Leyva apagó los micrófonos de Por la Mañana de Radio Fórmula, durante 30 segundos.

Animal Político mantiene un paro de labores este martes, sólo informará sobre Javier Valdez. "Queremos protestar por la impunidad en estos asesinatos y exigir que las autoridades actúen. No más mensajes de condena, exigimos resultados. En México se mata periodistas porque se puede, porque no pasa nada", denunció.

A través de un desplegado en el periódico Reforma, unos 40 periodistas, editores, escritores y ciudadanos publicaron un desplegado en el que condenan el asesinato de Javier Valdez, ocurrido en Culiacán, Sinaloa.

El asesinato de Javier, lamentablemente, no es el primero ni el último que vivirán los periodistas y nuestra agobiada sociedad, ¿cuántos crímenes más debemos esperar? ¿Quién sigue en esta lista negra de profesionistas serios de nuestros medios de comunicación? ¿Cómo vivir en un país donde el trabajo honesto y digno debe sacrificarse, abandonarse o esperar la cobardía del atentado? ¿Por qué nadie se ocupa con responsabilidad de la muerte de periodistas? ¿Puede sobrevivir una democracia sin libertad de expresión? ¿Puede prosperar una sociedad sin las más mínimas garantías de seguridad?

Ahora Javier Valdez es parte de las cifras, del horror y la impotencia. Fue asesinado ejerciendo el periodismo, obstinado en difundir la verdad, las certezas amargas de quienes nunca tienen justicia, de hombres, mujeres, niños que perdieron con la muerte de algún ser querido, una parte de su vida. Ahora nos duele Javier, nos duele su muerte, lástima a la sociedad, se vuelve una mancha roja más en este país.

Asesinaron a un gran periodista, a un noble amigo, ¿quién le responderá a su madre y a sus hijos sobre su asesinato? ¿Quién dará consuelo a su esposa y hermanos? ¿Quién hará justicia?

Entre los firmantes del desplegado se encuentran: Alejandro Almazán, Carmen Aristegui, Rafael Cabrera, Lydia Cacho, Denisse Dresser, Irving Huerta, Daniel Lizárraga, Federico Mastrogiovanni, Fabrizio Mejía Madrid, Élmes Mendoza, Sandra Montoya Cárdenas, José Gil Olmos, Diego Enrique Osorno, Elena Poniatowska, Jorge Ramos, Felipe Restrepo, Laura Sánchez Ley, entre otros. El Foro Cetroamericano de Periodismo, que se realiza del 15 al 20 de mayo en El Salvador, inició sus actividades con un pronunciamiento sobre el asesinato del periodista Javier Valdez.

"Hoy debería ser un día de festejo pero nos mataron a Javier Valdez, colega mexicano", señaló Carlos Dada durante la inauguración del Foro, en la que recordó que 126 periodistas han sido asesinados en México, por lo que hizo un homenaje a las víctimas.

La revista Nexos, la publicación del escritor e historiador Héctor Aguilar Camín, también se ha sumado a esta iniciativa nacida de los nulos resultados que ha dado el Gobierno: ningún sospechoso relacionado a los seis crímenes de periodistas ha sido detenido.

A esta protesta, llamada, #Undíasinperiódicos, se han sumado también Noroeste, Vice, Cultura Colectiva News, Luces del Siglo, Lado B, Zona Franca, Proyecto Puente, Kaja Negra, Horizontal, El Siglo de Durango,Tercera Vía, El Popular de Puebla y Contraseña.

Respetuosos de las acciones de protesta de cada medio informativo, La Silla Rota optó por alzar la voz y abrir espacios a la exigencia de justicia y castigo a los responsables de los crímenes contra periodistas en todo el país.

Con información de La Silla Rota

[reltiva1]

[relativa2]

[relativa3]