Luego de los asesinatos de Miroslava Breach y Javier Valdez, así como el secuestro de Salvador Adame, se registró un aumento de periodistas que se adhieren al mecanismo de protección de las autoridades federales, pues suman 14 casos más en el último mes, informó el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Roberto Campa.

"Ha habido un incremento importante en estas solicitudes, ayer se aprobaron básicamente 14 incorporaciones más (periodistas y defensores de derechos humanos) que se suman a las 538 que teníamos hasta la Junta de Gobierno que se llevó el día de ayer", detalló Campa en entrevista con Ciro Gómez Leyva, en Radio Fórmula.

Sobre el caso de Salvador Adame, Campa comentó que fue muy productivo el encuentro que sostuvo ayer con un grupo de periodistas que protestaron por el plagio del director del canal 6tv de Michoacán, ocurrido hace dos semanas.

Resaltó que llegaron a acuerdos como la revisión de las condiciones de la familia del periodista y garantizar su protección.

"Nos reunimos con ellos, con un grupo importante de periodistas de Michoacán para dar a conocer a ellos, a los familiares, a la esposa de Salvador Adame, el avance, la situación de la investigación para confirmar, para ratificar que la primera línea de investigación está vinculada con su actividad, su tarea como periodista", señaló.

También se dio el compromiso de realizar una investigación "exhaustiva" en coordinación con la Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán (PGJE), con la participación de la Procuraduría General de la República (PGR), dijo. Aseguró que hay avances y confió en dar resultados en poco tiempo.

Además, llegaron al compromiso de "fortalecer el Sistema de Protección de Periodistas en el país y particularmente en Michoacán".

Sobre lo que dijo el procurador de Michoacán, José Martín Godoy, de líneas de investigación relacionadas a problemas personales del periodista, señaló que es importante ser muy cuidadosos en ese sentido y estas deben ser acreditadas con pruebas.

"Lo que comentamos con el procurador y que es también el planteamiento que estamos haciendo, que está haciendo la PGR, que estamos haciendo en Gobernación, es que en estos casos es importante conversar con las víctimas indirectas, con los familiares, cuales son las hipótesis en las investigaciones, pero todas las líneas que tienen que ver con cuestiones distintas al trabajo periodístico tienen que acreditarse con pruebas y tiene que presentarse frente a las autoridades competentes", lanzó.

Resaltó que es "importante ser muy cuidadosos en ese sentido; sabemos que hay distintas líneas de investigación y confiamos que con elementos de prueba y con responsables se podrán acreditar en caso de que se fortalezcan estas hipótesis".

Con información de La Silla Rota

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]