Ante la inconformidad del recorte al contrato colectivo de trabajo, la asamblea de trabajadores de La Jornada decidió irse a huelga.

Con 133 votos a favor, 64 en contra y seis abstenciones, se decidió el sí a la huelga y a la colocación de banderas rojinegras en las instalaciones.

Luego de la votación se desalojó el personal de confianza del inmueble, ubicado en Avenida Cuauhtémoc 1236, colonia Santa Cruz Atoyac, en la delegación Benito Juárez.

Según información del Sindicato de Trabajadores de la Jornada (Sitrajor), derivado de un conflicto con la empresa, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) emitió un laudo en el que se señala un recorte del 70% al Contrato Colectivo de Trabajo.

Trascendió que la empresa se va a allanar al laudo de la JLCA y pedirá que la huelga se declare inexistente.

POSICIÓN DE LA STYPS

Ante las inquietudes mostradas por diversos actores políticos, sociales y medios de comunicación relativas a la información difundida el día de hoy sobre un posible estallamiento a huelga en el Periódico La Jornada, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del Gobierno de la República informa:

1.   A las 17:00 horas, la Asamblea del Sindicato Independiente de Trabajadores del Periódico La Jornada aprobó irse a huelga.

2.   El conflicto laboral entre el Sindicato Independiente de Trabajadores de este diario de circulación nacional y la empresa Demos Desarrollo de Medios S.A. de C.V., es de carácter estrictamente local, es decir, compete a las autoridades de la Ciudad de México, no Federal.

3.   El Artículo 123, Fracción XXXI, del Apartado A, de la Constitución Política los Estados Unidos Mexicanos, no contempla a la edición y publicación de periódicos dentro de las 22 ramas industriales y de servicios que son competencia exclusiva de las autoridades federales.

4.   La STPS siempre respetuosa del ámbito competencial de las autoridades laborales locales permanecerá atenta a la evolución de los acontecimientos y, en el marco de la coordinación eficiente entre órganos de gobierno, reitera su plena disposición para coadyuvar con dichas autoridades en aquello que estimen necesario bajo la firme convicción de que el diálogo y la conciliación son la mejor forma de encontrar equilibrios entre patrones y trabajadores.

Con información de El Universal|La Silla Rota

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]