Xalapa, Veracruz.- Con una trayectoria de más de 30 años en el ámbito académico, Hipólito Rodríguez Herrero incursionó en la política partidista como candidato de Morena a la presidencia municipal de Xalapa.

Luego de ganar la jornada electoral de junio del 2017, al final de enero cumplirá el primer mes al frente de la gestión municipal de la capital del estado. Hasta ahora, la ciudad más importante en manos de Morena, partido fundado por Andrés Manuel López Obrador hace apenas cuatro años.

En su incursión a la administración pública, Rodríguez Herrero tendrá varios retos adyacentes a las obligaciones legales que tendrá como presidente municipal de Xalapa.

Emanado de Morena, el partido rival del actual presidente de México, Enrique Peña Nieto, y del gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, tendrá que establecer relaciones institucionales con ellos.

Además, en el ambiente de rispidez que suelen generar los procesos electorales como el de este 2018, tendrá que hacer las gestiones necesarias para tratar de cumplir sus promesas de campaña: un gobierno honesto, promover el desarrollo sustentable y abatir la pobreza urbana.

En una entrevista de cortesía con E-consulta Veracruz, Rodríguez Herrero habló de las diferencias entre el ambiente académico y la gestión municipal, de cómo es su relación con el gobernador de Veracruz, de su simpatía por Morena y los objetivos de su gobierno.

- ¿En qué se parecen y en qué no, el trabajo académico y el ejercicio de la administración pública?

-Ambos trabajos exigen mucha dedicación, son trabajos de tiempo completo. Los académicos trabajamos mañana, tarde y noche, y aquí en el mundo de la gestión municipal es la misma lógica: trabajar mañana, tarde y noche. En muchas ocasiones se lleva el trabajo a casa, y aun en el descanso, se tiene la mente pensando en cómo resolver problemas. Ambas actividades son absorbentes, te exigen plena dedicación.

Y también hay algunas diferencias, en el mundo académico las cosas funcionan con un tiempo más rápido, y en la gestión municipal uno quisiera ver resultados inmediatos, y se da uno cuenta de que tiene que mover una amplia maquinaria, un equipo de trabajo muy complejo que requiere una serie de ajustes para que sea eficiente.

En el ámbito académico si quieres hacer trabajo de campo, te desplazas, levantas tu información, la procesas, y eso depende de equipos de menor tamaño. En la gestión municipal son equipos de trabajo muy amplios, muy complejos, donde constantemente hay que estar cuidando que la información se transmita en tiempo real para que las cosas se cumplan.

Pero tanto el trabajo de investigación, de docencia y administración pública tienen un parámetro en común, que es atender a colectivos a los cuales tú quieres darles beneficios.

- ¿Y la grilla académica se parece a la grilla política?

-No, no se parece –y se acaba de ver en estos días-, es muy fácil sacar de contexto las palabras de una persona. Mientras en el mundo académico todo se hace con mucha precisión, con mucho rigor, en el mundo político cualquier frase que se pretenda utilizar para hacerte daño, es fácil sacarla de contexto.

- ¿Se refiere al tema de las contrataciones de personal que no es originaria de la capital del estado?

-Sí, imagínate que me vienen a decir que yo no valoro el trabajo de los profesionistas de Xalapa, eso es falso. Yo lo que he hecho es reclutar a la gente más preparada de Xalapa por el bien de todos. Entonces, sí puede haber un poco de mala fe, y hay que ser muy cuidadoso en ese sentido. Yo ya aprendí. Ya me di cuenta de debo estar muy atento a que no saquen de contexto mis palabras.

[relativa1]

- A casi un mes de haber asumido el cargo, ¿Cuál es su balance de la relación que tiene con el partido Morena y la que sostiene con el gobernador de la alianza PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes Linares?

-En un proceso electoral como el que estamos viviendo, los partidos acentúan las diferencias para generar una identidad y que el electorado pueda apreciar los contrastes, la ventaja o la desventaja de votar por una u otra opción.

Pero nosotros tenemos que gobernar para todos, y tenemos que construir relaciones de cooperación con todas las instancias de gobierno. Eso puede suscitar –de alguna forma- celo entre los partidos. Pueden decir: “tú tienes que gobernar para nosotros”, o puede querer que manifiestes ciertas diferencias.

Yo digo que ahí es donde debemos saber diferenciar los tiempos. Hay un tiempo de gestión como gobierno, que es un gobierno para todos. Y hay días en los que uno tiene que expresarse políticamente, y manifestar clara y nítidamente sus preferencias.

En lo personal yo creo que el proyecto de Morena va a permitir que el país transforme situaciones que han sido muy lamentables. La corrupción que impera en el país, en Veracruz y el municipio es inaceptable. Y yo creo que Morena en ese sentido es una auténtica esperanza, por eso estoy comprometido con el proyecto de Morena.

-Hay quien ve con suspicacia que se deje ver en actos públicos con el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, ¿Qué responde a eso?

-Tiene un doble filo la situación, se puede leer desde una doble perspectiva. En la perspectiva donde me muevo, es en que tengo que sostener relaciones institucionales con todos los niveles de gobierno.

Así como me he reunido con el gobernador, me tengo que reunir con los alcaldes de la zona metropolitana y me tendré que reunir con funcionarios del gobierno federal, porque tenemos que gobernar para todos. El compromiso es de servicio a la sociedad.

Esa es mi perspectiva, por eso he venido reuniéndome con el gobernador en los espacios a donde él me ha invitado, para demostrar que se está trabajando por la población.

Ahora, en medio del proceso electoral que estamos viviendo, esto puede ser leído en otra lógica, en el sentido de que él -que viene de una alianza entre el PAN y el PRD- puede utilizar mi presencia en esos espacios para desacreditar o debilitar el proyecto de Morena. Y si es así, esa es una parte desafortunada de la lectura.

- ¿Estuvo presente en la entrega del programa Veracruz Comienza Contigo en Xalapa?

- Acompañé al gobernador de Veracruz a la entrega la credencial 600 mil del programa Veracruz comienza contigo, que es la entrega de despensas alimentarias. Ese es un evento que él organizó el día sábado, y se puede interpretar en esas dos perspectivas.

A mí me parece en una perspectiva de trabajar para la sociedad, era justificado que yo estuviera ahí. Ahora, si era un acto electoral donde se está comprando votos, donde se está utilizando la pobreza de la gente para entregar ese tipo de apoyos, yo discrepo de eso.

Estoy en contra de cualquier forma de clientelismo. Abusar de la pobreza, entregando recursos para condicionar el apoyo político, es algo nefasto. Eso le ha hecho mucho daño al país.

En realidad, no es el gobernador quien entrega esos apoyos, son los recursos públicos pagados por toda la sociedad lo que se traduce en beneficios para la sociedad. Y a mí me parece que no deben utilizarse esos apoyos para promocionar a un funcionario público o partido político.

-Usted no está afiliado a Morena

-Yo no estoy afiliado Morena, pero he trabajado con redes ciudadanas, y me parece que Morena puede convencer a la mayor parte de los ciudadanos. El partido ha dado prueba de que recluta a ciudadanos con procedimientos democráticos, transparentes, y con una agenda –con la que coincido plenamente- centrada en erradicar la corrupción, el clientelismo, los abusos de autoridad, el autoritarismo, el desvío de los recursos públicos.

[relativa2]

-Una tentación en época electoral para los funcionarios públicos es utilizar el aparato de gobierno para influir en el proceso electoral, ¿Cuál es su posición?

-Desde 1968 que me involucré por primera vez en un proceso político -desde entonces hasta la fecha son 50 años-, luchamos por impedir que la clase política utilice los recursos públicos para promoverse, para ganar de manera ilegítima el apoyo popular. Eso es absolutamente inadmisible e inaceptable.

Nosotros vamos a tener una separación muy clara de la actividad política partidaria, que se tiene que hacer con transparencia, con fondos públicos auditados, y sin utilizar los recursos públicos del municipio para un partido político.

- ¿Y qué opina de las declaraciones de Andrés Manuel López Obrador sobre su disposición de fumar la pipa de la paz con el ex presidente, Carlos Salidas de Gortari?

-Yo creo que en este momento lo que tenemos que hacer es sumar fuerzas para lograr el cambio social. Ya dos veces lo intentó de manera democrática, y yo creo que esta tercera vez lo va a lograr porque está sumando fuerzas.

López Obrador está convocando a la ciudadanía a tomar la oportunidad de transitar hacia un nuevo orden político, un nuevo orden social que nos de paz y prosperidad.

Yo creo que él está haciendo bien en ese sentido, hay discrepancias de muchos grupos, pero a mí me parece que desde una perspectiva política es sano hacer alianzas que permitan ganar teniendo un proyecto de transformación social.

- Pero ¿qué tanto pragmatismo puede permitirse un partido sin perder sus compromisos de transparencia y rendición de cuentas?

-A mí me parece que es un tema de jerarquizar prioridades. Si la prioridad en este momento es transitar hacia un país donde los principales problemas que tenemos se vayan resolviendo, hay que colocar en primer lugar esos temas.

¿Cuáles son los temas que ahorita más le preocupan al ciudadano? La inseguridad, la pobreza, el desempleo, el estancamiento económico, la corrupción. Si logramos esos cinco problemas colocarlos en la agenda como temas prioritarios, los vamos a ir resolviendo entre todos.

Luego están otros temas donde puede haber discrepancias: la equidad de género, la orientación de las preferencias sexuales, la privatización de la educación, la separación entre los cívico y religioso, eso son temas fundamentales, y debemos manifestar las preferencias.

Pero ahorita el tema central es la inseguridad, la pobreza, el desempleo, el estancamiento económico. Si se hace una gran alianza para contrarrestar estos problemas, yo estoy de acuerdo.

-La promesa principal de Morena es impulsar gobiernos honestos, pero además de ese compromiso, ¿Qué le gustaría que se convirtiera en un rasgo distintivo de su administración?

-Vengo de trabajar con redes ciudadanas que trabajan por la defensa del patrimonio natural y el impulso de iniciativas que permitan avanzar al desarrollo sustentable, un desarrollo que sea compatible con la defensa del medio ambiente.

Estoy comprometido con impulsar iniciativas para la gestión de residuos sólidos, la recuperación de cuerpos de agua, la reforestación de las áreas verdes, la búsqueda de una alimentación basada en una producción regional. El tema ambiental para mi es clave.

También quiero que esta administración se distinga por combatir la corrupción. Venimos de años de una corrupción inaceptable, y en este municipio hay evidencia de que hubo esas prácticas y tenemos que eliminarlas. Por eso estoy impulsando procedimientos para que todo se haga con transparencia, en un gobierno abierto, donde los ciudadanos puedan observar qué se hace con los recursos públicos.

Otro de mis propósitos es abatir la pobreza urbana, por eso estoy impulsando iniciativas para ofrecer alternativas a la población más pobre. No con modelos clientelistas, a mí no me interesa entregar despensas que se acaba al cabo de una o dos semanas.

Lo que quiero es que la gente sea autónoma en términos económicos, que tenga empleos y que, si va a tener un autoempleo, este genere ingresos suficientes para sostener a su familia de manera digna.

Para alcanzar este objetivo es indispensable tener educación, ofrecer trabajo, y tener servicios municipales de calidad.

Fotografías por Alberto Roa

[relativa3]