Xalapa, Ver. - Los trabajos de reparación del puente río Grande del municipio de Santiago Tuxtla tardaron al menos dos meses y 14 días, sin embargo, la fuerza del río Tepango lo fracturó de nuevo, solo 45 días después de que fue reabierto a la circulación.

El pasado 20 de junio las lluvias generaron un daño a la estructura del puente que comunica los municipios de Santiago Tuxtla e Isla, a la altura del kilómetro 1+100, uno de los soportes se erosionó con la fuerza del agua, por lo que se suspendió la circulación de vehículos de carga pesada.

[relativa1]

Días después del colapso autoridades municipales y del Estado acudieron a supervisar el daño de la estructura, en la reunión se reconoció que el puente había cumplido con su periodo de vida útil, por lo que la estructura es débil y se planteó la posibilidad de construir otro.

La titular de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP), Yolanda Baizabal anunció trabajos de reforzamiento del muro que se rellenaría con material de concreto, y se colocarían estribos con una estructura metálica a base de acero con tensores.

Después de un par de días, autoridades municipales determinaron cerrar el tránsito en esa vialidad, por el riesgo de colapso del puente.

En la región se realizaron trabajos de depredación de las rocas y su sustracción para ampliar el cauce del río Tepango y evitar inundaciones, se descartó que ese hecho tuviera efecto en la fuerza del río y debilitara la estructura del puente.

[relativa2]

Para el 12 de julio, casi un mes después, se iniciaron los trabajos de reconstrucción; ni el Estado, ni el municipio dieron a conocer el costo de la reparación y la empresa que se ocuparía de la mejora de la estructura.

El 3 de septiembre se abrió el puente a la circulación. Se permitió el paso a motocicletas, vehículos pequeños y autobuses para transitar hacia ciudad Isla y las comunidades; se restringió el paso de tráileres o vehículos de carga.

Tras 45 días de estar operando, la fuerza del río arrasó con los trabajos de reparación y el pilar quedó débil una vez más, por lo que nuevamente se limitó el paso de vehículos y transporte público.

El alcalde Argenis Vázquez Copete confió que la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública podrá reparar el puente, por lo que pidió hacer efectiva la fianza por vicios ocultos para restablecer la estructura.

[relativa3]