Xalapa, Ver.-En octubre de 2016 alcaldes del PAN y PRD tomaron el palacio de Gobierno de Veracruz; exigían al gobernador interino Flavino Ríos Alvarado el pago de 5 mil millones de pesos por concepto de participaciones federales. Dos años después, Morena replicó la medida ahora en el Congreso local.

Los militantes de izquierda buscan frenar que la mayoría del PAN apoye al Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares quien busca entregar bienes del Estado a alcaldes panistas, entre ellos a su hijo Fernando Yunes Márquez, alcalde de Veracruz.

El movimiento de izquierda, calificado como radical y porro por el partido en el Gobierno, se extenderá hasta el domingo 4 de noviembre de ser necesario para dar paso a la toma de protesta de la LXV legislatura, que se instalará para el ejercicio constitucional del 2018-2021 en la que Morena será mayoría.

La colocación de cadenas en los accesos a la Cámara local, en las primeras horas de este martes 30 de octubre, revive el debate de los últimos meses por la autorización de la venta de maquinaria y vehículos de dependencias de Gobierno. El gobernador electo Cuitláhuac García afirmó que la subasta es a modo y participan funcionarios de gobierno.

Ahora se planea la entrega del museo la Casa de Agustín Lara, el balneario Mocambo, el Auditorio Benito Juárez y el parque infantil Cri-Crí, a los municipios de Veracruz y Boca del Río, administrados por los panistas Fernando Yunes y Humberto Alonso Morelli, respectivamente; así como la creación del municipio 213 en Tres Zapotes, localidad actualmente de Santiago Tuxtla.

En respuesta a la protesta de legisladores y militantes de Morena, el PAN anunció que presentaría denuncia penal por el delito de sedición contra los legisladores electos y en funciones, por limitar el acceso a trabajadores, personal de confianza y diputados para sesionar este martes 30 de octubre.

[relativa1]

Algo similar ocurrió en 2016 cuando los alcaldes, entre ellos el excandidato a gobernador Miguel Ángel Yunes Márquez, tomaron palacio de Gobierno. Hoy, Morena quiere hacer presión durante el proceso de transición y obligar al partido en el gobierno a ceder en sus demandas.

Trabajadores de confianza se quedan al interior del Palacio

La madrugada de este martes militantes de Morena y trabajadores del Comité Estatal -entre ellos diputados electos y en funciones-, se reunieron en el palacio Legislativo para tomar las instalaciones. La mayoría de los participantes no sabían cuál era el motivo, simplemente acudieron al llamado telefónico de presentarse a las 12 de la noche la avenida Encanto.

Durante la protesta, legisladores morenistas alertaron que este martes en sesión de la Diputación Permanente se convocaría a una sesión extraordinaria para aprobar “fast track” temas como la enajenación de bienes del Estado en favor de varios municipios y convertir la localidad de Tres Zapotes en el municipio 213 de Veracruz.

El coordinador de los legisladores locales morenistas, Roberto Zenyazen Escobar García, evidenció la intención que tenían sus homólogos del PAN y del PRD, así como otros aliados para “agandallar” los bienes de la entidad, por lo que se plantaron en la sede del Congreso veracruzano.

Durante la madrugada las morenistas se alojaron en automóviles estacionados en las inmediaciones del Congreso, mientras que los varones resguardaron los accesos.

Al interior del palacio durmieron 13 trabajadores de confianza entre ellos el Secretario General, Juan José Rivera Castellanos; el Director Jurídico, Ángel Ramírez Bretón; y el Jefe de Comunicación Social, Sergio Melo Hernández que trabajaban horas extras y se negaron a abandonar sus oficinas.

Por la mañana, el coordinador de Morena, Roberto Zenyazen, habló nuevamente con los medios de comunicación y anunció que se reunirían con los coordinadores de las fracciones parlamentarias para plantear el cierre del periodo de la Cámara con la sesión de la Diputación Permanente de este martes. La petición no tuvo eco, por lo que decidieron mantener el plantón hasta el 4 de noviembre.

En el trascurrir de este martes funcionarios del Congreso, diputados del PAN y Morena se confrontaron mediáticamente. La principal queja fue que la toma de palacio afecta el proceso de entrega-recepción, la acreditación de los nuevos diputados, incluso, la planeación de logística de la Sesión de Instalación de la próxima Cámara, programada para el lunes.

[relativa2]

La protesta no tenía sentido

La versión de Morena que había dictámenes listos para ser aprobados “fast track” se refutó con el argumento de que el orden del día de la sesión de la Diputación Permanente se acordaría en el transcurso de la mañana.

Se negó la posibilidad de votar la creación del crear el municipio 213, pues no hay documento que lo respalde, debido a que dos de los tres integrantes de la comisión no lo firmaron el acuerdo.

El secretario General, Juan José Rivera Castellanos, quien evitó abandonar el Congreso por el riesgo de que personas ajenas ingresaran a las oficinas de los diputados, desacreditó el actuar de los legisladores de Morena con el argumento que no se había agendado nada relativo a la donación de bienes del Estado.

Trabajadores se toman el día

La protesta llevó al Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Poder Legislativo, José Rodríguez Hernández, a confirmar que los más de 300 trabajadores suspendían las labores ante la imposibilidad de ingresar a sus áreas de trabajo.

Previo al anuncio pidió a funcionarios de la Cámara no descontar el día a los empleados -que llegaron desde las 8 de la mañana-, pues no lograron checar por la colocación de cadenas y candados en los accesos.

A modo de recomendación les pidió mantenerse atentos a sus celulares, ante la posibilidad de que su “jefe” les pidiera alguna encomienda por el proceso de entrega-recepción. Este miércoles es el último día hábil de la semana, jueves y viernes son de asueto por la celebración de Todos los Santos.

PAN amaga con presentar denuncia contra Morena

La mayoría de los diputados panistas se concentraron en la sede estatal del PAN, en el centro de la ciudad, donde ofrecieron rueda de prensa para anunciar que presentarían una denuncia contra quien resulte responsable por el delito de sedición, que se castiga con seis meses y hasta seis años de cárcel.

Flanqueado por sus compañeros, el presidente de la Junta de Coordinación de la Cámara local, Sergio Hernández, argumentó que el PAN actuará en base a la legalidad, “ya basta de que Morena siga secuestrando las instituciones”.

Este martes se tenía planeado la acreditación de los diputados del PAN, PRI y PRD y Movimiento Ciudadano que integrarán la nueva Cámara; se estaba pagando el finiquito a trabajadores de confianza, por lo que reprochó la medida de protesta que afecta el trabajo administrativo.

Yunes reprocha a Morena

A diferencia de hace dos años, cuando acudió a palacio de Gobierno a solidarizarse con los alcaldes, en esta ocasión el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, criticó a los legisladores de oposición.

Al comparar la toma del Palacio Legislativo por militantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), como el regreso de las peores etapas del Duartismo, en referencia al sexenio de su antecesor Javier Duarte de Ochoa, lamentó el futuro de los veracruzanos.

"Yo no entiendo si el Poder Legislativo está encadenado, si los nuevos diputados no van a poder tomar posesión, y el nuevo gobernador no podrá ir al Congreso, me parece que, si esto es lo que le espera a Veracruz en el futuro, que lamentable futuro le espera a Veracruz".

Yunes Linares descartó entregar bienes del Estado a su hijo, el alcalde de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, por lo que calificó de ignorantes a los manifestantes morenistas.

[relativa3]