Xalapa, Ver.- La diputada de la bancada de Morena, Guadalupe Osorno, criticó que el Fiscal de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz siga haciendo uso político de la dependencia a su cargo, esto ante la posibilidad de órdenes de aprehensión contra sus compañeros de bancada que mantienen tomado el Congreso de Veracruz.

En ese sentido, dijo que tanto los diputados electos como en funciones, asumirán la responsabilidad de la representación pública que hacen con esta protesta, y aseguró que eso implica “poner el cuerpo de por medio” pues consideran que su obligación va más allá de riesgos personales.

[relativa1]

“Todas las personas que están aquí, tanto mis compañeras electas como los compañeros de la bancada que estamos en funciones, a final de cuentas sabemos que es un riesgo, pero que nuestra obligación constitucional tiene que ir más allá de esos riesgos personales que a veces asumimos”.

Luego de que los diputados que integran la bancada del Partido Acción Nacional (PAN), anunciaran que presentarán una denuncia por el delito de sedición –acción tumultuaria para resistir o atacar a la autoridad para impedir sus funciones- en contra de quienes tomaron las instalaciones del recinto legislativo, se abre la posibilidad de que ordenes de aprehensión sean giradas.

Cuestionada sobre la posibilidad de que las posibles órdenes de aprehensión sean una respuesta del fiscal veracruzano a los amagues que funcionarios y legisladores electos han hecho sobre removerlo del cargo, Osorno lamentó que el actuar de Jorge Winckler aún corresponda al uso político de su cargo.

“Otra vez está haciendo un uso político de la Fiscalía, en lugar de hacer mesas de diálogo con familiares de desaparecidos, en lugar de atender el grave problema de seguridad donde cada día aparecen dos o tres muertos en todo el estado, se ponen a levantar órdenes de aprehensión contra diputadas y diputados. Eso sólo pasa en Veracruz”.

[relativa2]

Finalmente, criticó que aunque la persecución política se acabó hace años, en Veracruz continúan regímenes caducos.

El grupo legislativo de Morena en funciones, y legisladores electos, además de trabajadores del Comité Estatal, llegaron durante la madrugada del martes al Congreso de Veracruz para efectuar la toma de instalaciones.

La protesta, argumentan, se debe a que en sesión de la Diputación Permanente se convocaría a una sesión extraordinaria para aprobar “fast track” la enajenación de bienes del Estado en favor de varios municipios y convertir la localidad de Tres Zapotes en el municipio 213 de Veracruz.