Xalapa, Ver.- La 64 legislatura con mayoría panista gastó un total de 226 millones 247 mil 726 pesos en subsidios legislativos, recurso adicional al salario y apoyos para gestión legislativa, que se entregó a los coordinadores de los cinco grupos parlamentarios representados en la Junta de Coordinación Política. Cada diputado debía recibir 107 mil pesos adicionales a su salario y apoyos por concepto de gestión legislativa.

Ese año se realizó la elección de diputados federales y locales, y pese a que se llegó al acuerdo de retirar el apoyo para gestión legislativa, para evitar que dinero público se destinara a campañas, se siguió ministrando el subsidio a cada coordinador, lo que podría ser ilegal.

La actual Cámara, con mayoría de Morena, determinó realizar una auditoría a la gestión de Sergio Hernández Hernández, expresidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la 64 Legislatura, si bien los gastos estaban acreditados con facturas, se evidenciaron algunos excesos en los pagos del panista, que repitió en la representación popular.

La Junta de Coordinación Política gastó 21 millones 800 mil pesos por concepto de apoyos, cada mes se erogaron 2 millones 180 mil pesos de gastos adicionales para la Jucopo, lo que representaría casi medio millón para cada representante de los grupos parlamentarios representados en la pasada Cámara.

En julio del 2017, la diputada local panista Cinthya Amaranta Lobato Calderón, acusó a su coordinador de malversar los recursos de la fracción parlamentaria, que se controlaban a través de la asistencia a las reuniones previas en cada sesión.

La pelea por los recursos cobró relevancia cuando se filtró a medios de comunicación el audio de la discusión entre los legisladores del PAN, que por primera vez eran mayoría, y que tenían el control total del Congreso en el periodo 2016-2018. Esa Legislatura fue de dos años, para homologar las elecciones locales con las federales.

La legisladora reprochó el mal uso del dinero público, incluso, acusó que se usaba para el pago de “borracheras, drogas y mujeres”, tema que llegó hasta la Fiscalía General del Estado, en la época de Jorge Winckler.

Dentro del reparto de los recursos extraordinarios la fracción de Morena, que desde ese entonces ya denunciaba la corrupción y exigían austeridad republicana, también logró bonos extraordinarios por 11 millones 270 mil pesos de enero a octubre del 2018.

Tanto Amado Cruz Malpica, diputado reelecto por el distrito de Coatzacoalcos, como Zenyazen Roberto Escobar García, hoy titular de la Secretaría de Educación, recibieron el beneficio económico, pues ambos coordinaron la fracción en ese año.

A la llegada de la 64 Legislatura, la mayoría del PAN aprobó una ampliación presupuestal por 90 millones de pesos, el argumento para pedir recurso extraordinario fue que sus antecesores gastaron 75 millones de pesos de más del ejercicio fiscal 2016.

La medida la replicó la actual Cámara, el coordinador de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Javier Gómez Cazarín anunció, en diciembre del 2018, que revisarían el gasto del PAN dado que habían encontrado pagos excesivos, y se comprometió a que la izquierda compraría galletas de animalito, para bajarle a los gastos.

[relativa1]

Los resultados de la revisión

En marzo del 2019, el despacho Domínguez Landa y Asociados entregó el resultado de la revisión, detalla que la pasada Cámara destinó 12 millones 419 mil pesos para el pago de Estímulo Destacado al Desempeño.

Algunos de los gastos que validó la Junta de Coordinación Política beneficiaron a integrantes del sindicato, entre ellos el líder. Se autorizaron pagos adicionales a Héctor Rodríguez Cosco (mil 322 pesos); Ignacia Reyna Roa Romero (15 mil pesos), José de Jesús Rodríguez Hernández (26 mil 25 pesos); y Silvia Domínguez Rodríguez (15 mil pesos), el pago se dio en por lo menos seis de los 10 meses de la pasada Cámara.

Hernández Hernández pagó 7.5 millones de pesos en la compra de vales electrónicos de despensa; además se expidió un cheque a favor de Rafael González Avillace, por 420 mil pesos por asesoría jurídica laboral.

De manera adicional se pagaron un millón 400 mil pesos a Gerardo Nieto Casas, quien ganó un juicio contencioso administrativo, y se pagaron 21 millones de pesos en finiquitos a trabajadores de confianza de la 64 legislatura.

Por la remodelación de los baños en la sede legislativa se erogaron 2 millones 511 mil pesos a Miguel Herrera Domínguez, responsable del proyecto de restauración y reparación de los sanitarios.  

La Junta de Coordinación Política validó gastos por 226 millones de pesos, que incluyen el pago de 10 millones 700 mil pesos a Juan Nicolás Callejas Arroyo, coordinador del PRI; 19 millones 344 mil pesos a Sergio Hernández líder de la fracción de Acción Nacional.

Se entregaron pagos por 11 millones 270 mil pesos a Amado Cruz Malpica y al propio Zenyazen Roberto Escobar García, que coordinaron a Morena; así como 6 millones 408 mil pesos a Yazmín Copete Zapot y José Kirsch, quien se quedó como líder durante el periodo de campaña.

Por su parte Fernando Kuri Kuri recibió 4 millones 700 mil pesos de enero a octubre por coordinar la fracción Mixta Juntos por Veracruz.

También se acreditó el pago de 260 mil 869 pesos por pago de aguinaldo a la Jucopo, pero tampoco se aclara si el dinero se entregó solo a Hernández Hernández. Y se reporta el gasto de 120 mil pesos por apoyos a periodistas, pero no se especifica bajo qué concepto, el monto es adicional al gasto en comunicación social.

De acuerdo con el tabulador de la pasada Cámara los 50 diputados cobraron un salario de 58 mil pesos, más 85 mil pesos por concepto de apoyo a gestoría y subsidio legislativo, a lo que se debe sumar los 107 mil pesos mensuales que recibía cada coordinador por los integrantes de su grupo. Algunos recibían recursos por presidir comisiones permanentes.

15_InformeAuditoriaFinanciera2018 by E-Consulta Veracruz on Scribd

[relativa2]