Xalapa, Ver.- El alcalde de Zongolica, Juan Carlos Mezhua se volvió tendencia en redes, en esta ocasión, por promover la rifa de un caballo con un valor comercial cercano a los 300 mil pesos. El administrador del municipio número 45 más pobre en Veracruz, también prometió rifar un coche y una cabaña, que, dijo, compraría con un “préstamo”.

El perredista, que encabeza un grupo de presidentes municipales que buscan ser reelectos, ha estado envuelto en varias polémicas durante el periodo de cuarentena, primero: por reconocer en una transmisión de facebook que mandó descansar a trabajadores municipales sin goce de sueldo, en medio de la pandemia por el SARS-CoV-2. 

Luego, en un grupo de chat del municipio el ahora exdirector de DIF Municipal, Yahir Xochicale, incitó a “rosear ácido” a una mujer que constantemente emite críticas al trabajo municipal, en sus redes sociales.

Además, las autoridades municipales fueron apercibidas por el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz (TEEV) por violencia política. Desde la Presidencia Municipal, se ha marginado a la regidora Arely Tezoco Oltehua, generando un ambiente hostil hacia la representante de elección popular.

Ganancias de rifa de caballo se irán para obras

Copiando el modelo de Andrés Manuel López Obrador, quien anunció la rifa del avión presidencial, Mezhua Campos ofreció sortear un caballo frisón con un costo en el mercado de 280 mil pesos. En caso de que el ganador no quiera al ejemplar, podrá recibir el dinero en efectivo.

El perredista anunció en la transmisión desde la cuenta de Facebook municipal, que recurrirá a la Secretaría de Gobernación para poder obtener el permiso para la rifa del ejemplar, que le “prestó” un amigo.

Se dará la emisión de 2 mil boletos con un costo de 500 pesos cada uno, con lo que se planea recaudar un millón de pesos; de ese total tendría que descontar el valor del ejemplar y el impuesto por el sorteo, que equivalen al 6 por ciento del valor del premio, que es de poco menos de 16 mil 800 pesos.

Para incentivar la compra recomendó a los habitantes de la región pedir un boleto de regalo de cumpleaños, o para conquistar a la pareja.

Prometió pasear al ejemplar por las principales calles de Zongolica para promover la compra de boletos; anunció que implementarán la venta electrónica para que nacionales y extranjeros participen en el sorteo, y así reunir los recursos públicos para la conclusión del programa de obras que ofreció en campaña, “la idea es que todos hagan algo por la ciudad”.

El alcalde adelantó que si la rifa del caballo tiene éxito, pedirá prestado para comprar un coche, que también se sorteará entre la población, incluso, el municipio podría ofrecer la venta de boletos para ganar una cabaña.

La implementación de juegos de azar para aumentar los ingresos del municipio es porque no quiere pedir apoyo al gobierno del Estado, “pedí una vez y no me dieron”, justificó.

Zongolica cuenta con una población de 45 mil 341 habitantes según datos del Censo de Población del 2019; de ese total el 82 por ciento vive en pobreza; 31.5 en moderada y 44.2 en condiciones extremas.

Datos del Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza de Inegi determina que un trabajador gasta mil 819 pesos al mes en la compra de productos de la canasta básica; por lo que, si un habitante de Zongolica busca comprar un boleto de la rifa del caballo, tendría que invertir el 30 por ciento de sus ingresos. 

También pondrá parquímetros

El 07 de junio, también por Facebook, anunció la instalación de parquímetros en el municipio. La intención, dijo, es incrementar la recaudación de la demarcación y de esa forma cumplir con su programa de obras en la cabecera municipal y las 158 comunidades de Zongolica.

El Inegi, reportó en el censo del 2017, que el municipio cuenta con 924 automóviles,5 camiones de pasajero, así como mil 480 camiones o camionetas y 131 motos. Solo 785 hogares cuentan con un vehículo.

Según las proyecciones del alcalde, esos habitantes pagarán al municipio por estacionarse en las principales calles de la cabecera municipal. Zongolica cuenta con 148.6 kilómetros de carreteras y caminos pavimentados.

También anunció que se van a incrementar las multas por maltrato animal, y el dinero que se recaude se dará a la asociación “Patitas Callejeras” para que se puedan iniciar campañas de esterilización.

Las otras polémicas 

El 17 de abril, también vía redes sociales, pidió a toda la población que está en edad de trabajar, salir a cumplir con su horario laboral, y les recomendó que dejen de pedir despensas, pues el apoyo solo se entregaría a los grupos más vulnerables.

En ese entonces, el perredista pidió a los habitantes de su municipio cumplir su horario laboral y destacó que quienes no quisieron apoyar en la atención de la pandemia, les dieron un permiso por tiempo indefinido”.

Reconoció que el tema le iba a generar críticas, pero insistió que no puede mandar a descansar al personal con goce de sueldo, “imagínense qué clase de Ayuntamiento sería yo, y quién hace la chamba. Todos los que nos vamos a quedar en el municipio nos vamos a poner a trabajar en la pandemia”.

El 14 de mayo, el colectivo feminista Brujas del Mar difundió una conversación del director del DIF de municipio de Zongolica, Yair Xochicale Porras, donde pide que bañen con ácido a una mujer que había realizado críticas contra el ayuntamiento

La polémica que generó el comentario del funcionario lo llevó a presentar su renuncia al cargo, sin embargo, cuando confirmó la salida de su colaborador, el alcalde defendió el trabajo del joven, quien dijo, tenía la camiseta puesta en el municipio.

El 04 de junio, el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz resolvió el juicio TEV-942/2019, se acreditó acoso en el ejercicio de las funciones de la regidora cuarta de Zongolica, Arely Tezoco Oltehua, se quejó de un ambiente hostil considerado en el caso como acoso o mobbing en el ejercicio de las funciones del cargo.

Durante el periodo para el que fue electa, se ha privado a la regidora de funciones esenciales del cargo como es la participación plena en los procesos deliberativos, sumado a la marginación a la que ha estado sujeta, con la obstaculización en el ejercicio de sus funciones se encuentra demostrada la violencia política, en razón de género, argumentaron los integrantes del TEEV.

En su sentencia los magistrados electorales, ordenaron el cese de cualquier conducta dirigida menoscabar el ejercicio de las funciones de la actora.