Xalapa, Ver.- El coronavirus va a disparar las estadísticas de analfabetismo en la entidad, pues en las comunidades rurales la gente prefiere comer antes que pagar internet o comprar un celular para que sus hijos tomen clases a distancia.

Los cuadernillos que entregó la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) no los revisan, pues para pobladores de comunidades indígenas la pandemia solo amplió el periodo de vacaciones, y en otros casos, los niños van al campo para ayudar en las parcelas a sus padres.

El maestro indígena, José Ramírez Pérez explicó que en las zonas rurales la gente acapara el servicio de internet y ofrecen recargas para el celular por 10 pesos la hora.

“Los problemas son muchos, en la mayoría de las comunidades no hay internet, ni para comunicación vía celular”, detalló.

En regiones indígenas la población se quedó esperando la pantalla plana, no tiene ni radio, “ellos viven aislados de los medios de comunicación, los niños están fastidiados en sus casas; en las comunidades los padres se los llevan a la parcela”, comentó.

La población se resiste a creer que existe el covid y andan sin protección, recurren una vez a la semana a los tianguis regionales, “van a comer tacos al pastor, gorditas o molotes, es su día de diversión”.

El maestro consultó con los padres de familia si usaron el cuadernillo que distribuyó la SEV, y le confirmaron que ni lo leyeron.

Es urgente, dijo, que los tres niveles de gobierno pongan atención y cuidado en la cuestión educativa a nivel nacional, pues en zonas rurales no tiene acceso a medios digitales, “no tenemos esa modernidad”.

En las comunidades se deben parar 10 pesos para tener una hora de internet en el celular y tener ahí cobertura para comunicarse.

“Si el compañero indígena tiene 10 pesos, prefiere comprar galletas ovaladas o de animalitos (…)  Primero como y después compro internet; primero como y después pago el sky”, reiteró.