Orizaba, Ver.- Personal sindicalizado de la Jurisdicción Sanitaria número 7, con sede en el municipio de Orizaba, realizó una protesta para pedir la salida de la actual jefatura.

Los empleados acusaron nepotismo dentro de la institución, así como el traslado del personal a otras adscripciones.

Según Luis Adrián Quintero Mármol Zamudio, delegado sindical de la Subsección 48 con sede en Río Blanco, destacó que son varias irregularidades las que se presentan.

De acuerdo con el delegado, la principal inconformidad del personal es el cambio de adscripción realizado por el doctor Adrián Baruch Alanís García, pues afecta a los trabajadores.

Se trata de gente que tiene 20 años laborando y que inició en la sierra, pero que hace poco más de una década logró acercarse en algún centro de salud.

Ahora son removidos a su centro de adscripción y sustituidos por familiares y allegados al jefe, la subjefa y el administrador de la Jurisdicción Sanitaria número 7.

Con base en sus declaraciones, también carecen de material de protección para trabajar en medio de la pandemia de Covid-19.

Ante esto, los empleados tienen que pagar su propio material de protección, e incluso insumos como tóner y pagar copias de documentos de la Jurisdicción.

Debido a que desconocen el paradero de los recursos para dichos gastos, el delegado sindical solicitó una auditoría en la Jurisdicción.

Por último, el sindicato enviará un documento para solicitar una prórroga en los cambios de adscripción del personal, tal como lo planteó el director administrativo de Servicios de Salud.