Coatzacoalcos, Ver.- Debido a que un indigente no tenía familiares que respondieran por él, presuntamente fue sacado del Hospital Regional de Coatzacoalcos “Dr. Valentín Gómez Farías”. 

La noche del martes 26 de enero, elementos de Protección Civil auxiliaron a esta persona sobre la calle Hidalgo y Corregidora en el centro de la ciudad, de inmediato lo trasladaron al nosocomio para una mayor atención, pues no se descartaba que fuera portador del virus SARS-COV2 al detectarle fiebre.

“Al recibirlo y atenderlo en el hospital se confirmó que no tenía coronavirus. Por lo que sería dado de alta horas después, por lo que nosotros nos retiramos y quedó a cargo del personal médico”, informó el director de Protección Civil Municipal, David Esponda Cruz.

Al día siguiente (la mañana del miércoles 27), el indigente fue visto en unas de las aceras, frente al hospital, dónde estuvo tirado a pleno sol, por lo que algunas personas denunciaron que fue sacado del lugar y sin ser atendido, emitiendo su reporte al 911.

Su presencia generó una fuerte movilización policiaca, quienes a su vez solicitaron la intervención de la Cruz Roja, para regresar a este hombre al centro hospitalario donde fue recibido de nueva cuenta.

Director del Hospital señaló que salió por su cuenta

Ante lo ocurrido, este jueves el director de la unidad médica, Pedro Miguel Rosaldo Salazar, aclaró que el paciente había salido de forma voluntaria, sin embargo, elementos de la Cruz Roja lo regresaron y evoluciona favorablemente.                                                                                                                                                                  

En entrevista, dijo que en ningún momento se le retiró y mucho menos se le negó el servicio, pues es “uno de los principios médicos y éticos, el brindar la atención a cualquier persona no importando su condición”.

“Yo creo que hubo una confusión, al paciente llegó, lo atendieron en la noche, lo internaron, le dieron de comer y él se fue por su propio pie, se fue caminando y al otro día, por su condición probablemente se desmayó y la Cruz Roja nos lo trajo de regreso y se dio la condición que se le internara”, manifestó.

Al acceder al área de Urgencias donde se atiende al paciente, Rosaldo Salazar expuso que se le da seguimiento a fin de que no abandone las instalaciones y pueda recibir su tratamiento. Además, resaltó que otra persona en la misma situación también se encuentra internada y evolucionando de forma positiva.

Añadió que, a estos pacientes como a todos, no se les cobra por el servicio o por algún insumo.

“El hospital tiene la postura de atender a todos, tenemos las órdenes del señor gobernador, del señor secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, que todos los pacientes deben ser atendidos, no tenemos prohibición de nada, tampoco hablamos de dinero, los pacientes más pobres, más desprotegidos, están atendidos en este hospital”, finalizó.