MINATITLÁN, VER.- Pese a que el municipio de Minatitlán acumula más de mil 500 contagios y 263 defunciones por Covid-19, la población continúa realizando festejos masivos en lugar de acatar las medidas sanitarias de prevención contra el virus.

Este fin de semana ocurrió por segunda vez un desalojo de invitados de una fiesta de XV años en la comunidad de Capoacán, perteneciente al municipio petrolero y ubicado del otro lado del río Coatzacoalcos.

De acuerdo con el reporte policiaco al que se tuvo acceso, las autoridades recibieron el reporte al 911 sobre esta celebración que se realizaba la tarde del sábado 30 enero en dicha comunidad, donde participaban al menos unas 100 personas.

Al llegar al punto los elementos policiacos confirmaron se realizaba la fiesta con decenas de invitados de todas las edades, por lo que procedieron a pedirles que se retirara, con el argumento de que los festejos de este tipo están prohibidos en este municipio que se ubica en el color naranja del semáforo epidemiológico.

Se logró establecer que los encargados pidieron a los policías que les permitieran entregar la comida para llevar a sus invitados, mismos que comenzaron a retirarse ante la presencia de los uniformados, no sin antes entregar el regalo a la festejada.

En un video que circuló en redes sociales, se observa que la mayoría de los invitados vestían de botas y sombrero, mismos que al ver la cámara del celular no desaprovecharon la oportunidad para bromear con los uniformados mientras se retiraban.

Este es el segundo festejo suspendido en el municipio en lo que va del 2021, el pasado fin de semana en la cabecera municipal también fueron desalojados 300 invitados de unos XV años por elementos de seguridad pública.

De igual forma esta semana la regidora Erika Burgoa, declaró a este medio que solicitaría más patrullajes para evitar que sigan los eventos masivos, calificándolos de irresponsables.