El comandante de la Policía Municipal de Jáltipan, Luis Pineda, fue destituido de su cargo tras señalamientos por presuntas agresiones y abuso sexual contra un menor de edad.

Luis Pineda fue señalado por ciudadanos, que protestaron frente a la casa del alcalde Lucas Martínez Torres y en la cabecera municipal de Jáltipan.

El comandante de la Policía Municipal fue separado del cargo tras una reunión de trabajo en materia de seguridad pública que sostuvo el órgano colegiado del ayuntamiento.

Luis Barragán Fuentes informó sobre la destitución del oficial, ya que según los señalamientos en su contra ponen en duda la honorabilidad del funcionario.

Luz Vianney Martínez, representante del Cabildo, ratificó la decisión, tomada después de comentarios emitidos en redes sociales por una menor de 17 años que externó abusos por parte de Luis Pineda.

“Me torturó cruelmente con un machete mojado, un cabo de hacha y, sin mentirles, me intentó ahogar”, puntualizó. 

La representante del Cabildo reconoció que, en plenitud de derecho, el también comisionado de Seguridad Pública debe comparecer ante las autoridades competentes para esclarecer los hechos. 

A pesar de las múltiples protestas por parte de la comunidad, que exige una investigación profunda de todo el cuerpo judicial, pues afirma que “no es el comandante nada más”, Luz Vianney Martínez externó la invitación a los manifestantes para acudir a la fiscalía para hacer válidos sus derechos. 

El ayuntamiento también informó a la Secretaría de Seguridad Pública del estado para que comisione lo más pronto posible a un nuevo comandante de la Policía Municipal.