Colectivos de familiares de personas desaparecidas advierten que los gobiernos estatal y federal “frenan” los trabajos de búsqueda en Veracruz, en medio de la noticia de un recorte superior al 45 por ciento en el subsidio federal de 2021 que, en parte, se invierte en la exploración de fosas clandestinas.

 

 

A la par, víctimas indirectas son enfáticos que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez rechaza reunirse con integrantes de algunos colectivos, desde hace más de un año.

Este medio, por su parte, buscó a la encargada de despacho de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas, Brenda Cerón Chayoga, para obtener un posicionamiento respecto a los ajustes a su presupuesto de 2021. Pretextando el periodo electoral, la funcionaria se negó a hacer declaraciones.

 

VERACRUZ: MÁS BÚSQUEDA, MENOS DINERO

Este mes de abril, la titular de la Comisión Nacional de Búsqueda, Karla Quintana, confirmó que Veracruz sufriría un recorte del 45 por ciento en el subsidio federal para búsquedas de personas desaparecidas, tanto en vida como en fosas clandestinas.

El porcentaje equivale a 15 millones 125 mil 492 pesos menos de los 33 millones 310 mil 492.77 pesos recibidos en 2020. Este año llegarán apenas 18 millones 185 mil pesos para las acciones que incluyen la materia forense.

 

 

El recorte es significativo si se toma en cuenta que la entidad es la segunda con más búsquedas en todo el país, con 212 jornadas, solo superada por Guerrero con 289.

Contrasta igualmente con el incremento en el presupuesto general de la Comisión Nacional de Búsqueda, superior en más de 10 millones de pesos contra el devengado en 2020. Actualmente se administrarán 427 millones 509 mil pesos; mientras el año pasado fueron 416 millones 237 mil pesos.

Fabiola Pensado, integrante del Colectivo María Herrera Xalapa, confirmó que las búsquedas en medio de la pandemia por covid-19 se vieron retrasadas, pero esto no es nuevo en la Comisión de Búsqueda veracruzana.

 

“Siempre ha sido ese un problema: haya o no haya presupuesto, siempre nos han puesto trabas; siempre es lo mismo, que no hay material o personal, que no hay la suficiente herramienta”, expuso.

 

La entrevistada más allá. Cuestiona las posibilidades para ampliar no solo la búsqueda en campo sino también en vida para los más de tres mil desaparecidos que existen en el estado, según cifras oficiales.

 

“No quiero imaginarme qué va a pasar si el recurso económico es a veces complicado o un impedimento, ahora con los recortes. Es muy grave lo que está pasando”.

 

DESATENCIÓN DE LA AUTORIDAD

La integrante del colectivo dijo que, hasta ahora, las autoridades de Veracruz no han informado a los familiares acerca de los recortes al subsidio para búsqueda. Sin embargo, tampoco ha existido información acerca de qué se ha hecho con el dinero que llega a la comisión, a qué se destina, quién y cómo lo gastan, y demás consideraciones.

 

 

“Antes estábamos teniendo reuniones con el gobernador por ejemplo y bueno, pues ahora ya no. También esto tiene mucho que ver. Yo creo que ahorita no quieren ni siquiera decirnos sobre los recortes federales.

“Estamos viendo que haya una oportunidad para que nos informen, pero sí es un hecho que habrá recorte”, lamenta.

 

Fabiola Pensado recordó al gobernador que, al inicio de su administración, la primera de las acciones fue declarar la emergencia humanitaria por desapariciones en Veracruz.

 

“Estaba diciendo que Veracruz está en crisis por desapariciones, pero se quedó solo en papel, porque si se recorta el dinero para las búsquedas entonces no seguirá cumpliéndose la búsqueda y seguiremos los familiares padeciendo y solucionando muchas cosas”.

 

La activista agregó que la falta de transparencia e irregularidades en el manejo de los dineros en la Comisión va más allá, pues del propio ente se ha culpado a la Secretaría de Gobierno de no facilitar siquiera los recursos para los empleados.

 

“Dicen que como los que le dan el dinero son de la Secretaría de Gobierno, entonces incluso ellos tienen problemas para viáticos; no les llega el recurso pronto, es una serie de trámites, entonces mucho menos nos dan a nosotros cuenta de dónde se gastó el recurso”, acusó.

 

Al respecto, la coordinadora del Colectivo Solecito, Lucía Díaz Genao, criticó que la Comisión Nacional de Búsqueda haya recortado el subsidio que otorga para la búsqueda de desaparecidos en la entidad, que destaca por el número de hallazgos positivos y restos sin identificar.

“Cuando hay una demanda mayor se debe de dar una oferta mayor y debieron de adecuar esas cifras”, expresó la coordinadora, quien dijo que existen pendientes como el mecanismo de Identificación Forense en Veracruz y la creación de panteones ministeriales.

“El presupuesto debe ir incrementando en vez de reducirse; cada día hay más lugares en donde se identifican restos”, mencionó.

 

 

SIGUEN HALLAZGOS

Xalapa es el principal punto de búsquedas en la entidad de 2018 a la fecha, con búsquedas recientes en el parque Natura y la Estancia Garnica, donde a principios de este año fueron encontrados restos óseos, lo que ha detonado una exploración amplia en varios kilómetros de dichos terrenos.

Mientras los cementerios clandestinos se encuentran con cada vez más frecuencia, la capacidad de identificar los restos se reduce, reclama Fabiola Pensado.

En la entidad, tan solo el 15 por ciento de los cientos de restos han sido identificados y entregados a sus familiares, según han denunciado otros colectivos, incluyendo la organización de la que forma parte Fabiola Pensado.

 

“La búsqueda de estas personas que vamos encontrando debería de ir de la mano con la identificación, se está quedando muy corto periciales en esa parte. Siempre nos dicen que no hay personal, recurso humano, que están rebasados”, dice.

 

Y agrega que, si no hay información en el rubro de los hallazgos, menos lo hay en lo que respecta a manejo de los recursos.