Expríistas ahora con las siglas de Morena; panistas encumbrados en partidos de oposición de reciente creación; así como políticos sin partido o “independientes” que terminaron compitiendo con las siglas de institutos político, son los aspirantes con más probabilidades de triunfo a la presidencia municipal de Xalapa.

En un contexto político donde han surgido gran número de partidos y otros, los tradicionales, se han aliado para debilitar a Morena, la gran particularidad de estas elecciones es que los nombres de todos los que aparecerán en la boleta son candidatos externos a quienes los postulan.

Además, algunos de ellos han sido señalados de diversos hechos que van desde saltar de un partido a otro, hasta posibles manejos irregulares en los recursos públicos.

Se espera que este lunes el Organismo Público Local Electoral (OPLE) apruebe las candidaturas de quienes luchan por gobernar la capital veracruzana. Estos son sus claroscuros:

 

RICARDO AHUED BARDAHUIL (MORENA-VERDE Y PT)

El expriista y reconocido empresario Ricardo Ahued tuvo que entrarle al rescate de Morena.

 

 

Frenó de esta forma aspiraciones de otros militantes del partido de Andrés Manuel López Obrador como las diputadas locales Rosalinda Galindo, Ana Miriam Ferráez y la legisladora federal, Dorheny García Cayetano.

Ricardo Ahued Bardahuil, actualmente senador con licencia de Morena y militante de toda la vida en el PRI, también será candidato de unidad a la alcaldía.

Aliado de toda su vida política de exgobernadores como Javier Duarte de Ochoa y Fidel Herrera Beltrán, ha sido uno de los políticos más cercanos al presidente de la República, aunque con un encontronazo en el manejo de las aduanas, cuando el empresario le devolvió el cargo al mandatario, en plena lucha contra la corrupción que impera en ese sector.

Cabe destacar que a Ahued lo destaparon el líder morenista del Congreso, Juan Javier Gómez Cazarín y las mencionadas diputadas locales que, convencidas que no ganarían la contienda por la presidencia, ahora buscan la reelección.

Aunque al principio no se manifestó al respecto, el ya exalcalde de Xalapa por el PRI, confirmó que se inscribió en el proceso interno de MORENA y se perfila ahora como una de las más fuertes opciones para ocupar otra vez el puesto.

Ricardo Ahued fue señalado recientemente de malos manejos en la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS) durante su administración al frente de Xalapa.

Concretamente, se le señala de haber incrementado en más de 476 millones de pesos la deuda de CMAS argumentando supuestas obras como alcantarillados, que nunca llevó a cabo.

Al respecto, Ahued se ha limitado a decir que es mera guerra sucia en el contexto político que se atraviesa y a convocar a una “comisión de la verdad” para aclarar el asunto.

Igualmente, se le criticó por respaldar al exgobernador, Javier Duarte de Ochoa, durante la mayor parte de su sexenio.

Sin embargo, en los últimos 2 años de la administración de Duarte de Ochoa optó por convertirse en uno de los principales críticos del Ejecutivo veracruzano, antes de que éste pidiera licencia para dejar el cargo en 2016 y darse a la fuga para evitar ser detenido por la extinta Procuraduría General de la República (PGR).

 

DAVID VELASCO CHEDRAHUI CON PAN, PRI Y PRD

David Velasco no es panista ni perredista, pero ahora su nombre aparecerá bajo las siglas de esos partidos.

 

 

El priista es la carta fuerte de la alianza “Veracruz Va”, que integra a los partidos tradicionales de izquierda, derecha y centro.

Inicialmente, Velasco no era el candidato que sería postulado por el PAN, el PRI y el PRD; en la batalla estaba Sergio Hernández Hernández que finalmente no logró la postulación ni siquiera al interior de un buen sector de panistas, que suplicaron concretar la coalición ante un mal augurio de una derrota histórica frente a Morena.

El ya una vez alcalde de Xalapa carga señalamientos a su paso como director del Comité de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014.

Para el caso, se señala que el priista habría estado involucrado, por acción u omisión, en la malversación de más de 867 millones de pesos aportados por la federación para la realización de los juegos.

Se habla, en ese sentido, de obras inconclusas y de otras no realizadas como las villas olímpicas, que obligó a los competidores a hospedarse en diversos hoteles.

Se acusa que, en todo caso, si supo de los desvíos y no los denunció, es igual o más grave que no haber detectado una irregularidad de esa magnitud.

 

URIEL FLORES AGUAYO (PODEMOS)

Uriel Flores Aguayo busca también ser presidente de Xalapa. Ahora de la mano de Podemos, el experredista y exfuncionario público en el bienio del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares competirá para sacar a Morena del poder.

 

 

Al inicio de la presente administración, Flores Aguayo se vio inmerso en una polémica que involucraba una supuesta plaza irregular otorgada a su hija en la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), donde fungió como exsubsecretario de Desarrollo Educativo.

Al respecto, fue acusado por el Secretario de Educación, Zenyazen Escobar, de orquestar manifestaciones en su contra con el fin de “descongelar” los pagos y prestaciones a su hija.

Aunque hubo señalamientos de uno y otro bando, nunca fueron presentadas las pruebas de la acusación, al menos públicamente, ni el excolaborador de Yunes Linares presentó la denuncia correspondiente por los hechos imputados.

 

RAÚL ARIAS LOVILLO (MOVIMIENTO CIUDADANO)

El exrector de la Universidad Veracruzana (UV) buscaba la postulación independiente al cargo de presidente municipal. En su campaña de recolección de firmas para tal fin, acusó en todo momento que las reglas del Organismo Público Local Electoral (OPLE) buscaban debilitar a los ciudadanos que pretendían participar por esa vía.

 

 

Finalmente, sucumbió ante un partido político: Movimiento Ciudadano, el mismo que lleva como candidatos a personajes como la cantante de música popular “Paquita la del Barrio”.

Raúl Arias Lovillo carga a cuestas diversos señalamientos sobre supuestas irregularidades en el manejo financiero de una de las universidades más importante de América Latina como lo es la UV.

Además, una de las críticas más marcadas es que cuando fungió como rector, el cuestionado exgobernador Fidel Herrera Beltrán obtuvo el título de “Doctor”, que sería fuertemente criticado al señalar, por quienes presuntamente debían ser sus compañeros de aula, que jamás asistió a las clases.

Como desenlace de ese episodio, se maneja, el exrector consiguió una candidatura a la diputación local para una allegada suya.

Igualmente, se le acusa de ostentar una de las pensiones más altas en la entidad veracruzana, superior a 90 mil pesos, cuando la propia ley indica que ninguna debe ser superior a 60 mil pesos mensuales.

En su momento, Arias Lovillo acusó que señalarlo de ello era solo guerra sucia.

 

CINTHYA LOBATO (UNIDAD CIUDADANA)

De las dos mujeres que participarán, Cinthya Lobato tiene un pasado panista, partido que la llevó a diversos cargos públicos, como la diputación local en la que repitió en dos ocasiones.

 

 

A la también dirigente estatal de Unidad Ciudadana, se le recuerda por un encontronazo con Sergio Hernández Hernández, actual diputado local y expresidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, fallido aspirante al cargo que ahora busca Lobato.

En dicho episodio, la expanista acusó a su compañero de bancada de manejos irregulares en los recursos extraordinarios que cada grupo legislativo ejercía.

Incluso, afirmó que había una red de prostitución en contubernio con otros funcionarios del Congreso, también panistas, contra quienes interpuso una denuncia en la Fiscalía General del Estado (FGE).

Cinthya Lobato fue multada, junto a su partido, con 507 mil pesos por deficiencias en el proceso de fiscalización de los recursos utilizados para constituir su instituto político.

A su paso como diputada local, se le señaló entre las más faltistas que tuvo menos participaciones; aunque se decía partidaria de retirar el fuero a los servidores públicos, en la votación para tal proceso, se ausentó de la sesión.

 

ITZEL JURADO ORTIZ (REDES SOCIALES PROGRESISTAS)

Itzel Jurado no figura en la vida política de Xalapa. Su tarea se ha centrado más en la abogacía.

Actualmente es abogada postulante, doctorada en Derecho por la UPAV, doctoranda en Derecho Público por la Universidad Veracruzana y con 20 años de experiencia académica, además, tiene siete años de experiencia profesional en Derechos Humanos y justicia alternativa.

Es exaspirante a ocupar la titularidad de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) puesto en el que finalmente fue ratificada Namiko Matzumoto Benítez.

Itzel Jurado es pionera, promotora y agente activo de la justicia alternativa y de la cultura de la Paz; fundadora del primer Centro Privado de Justicia Alternativa en Veracruz acreditado por el Poder Judicial; Agente activo de la Academia de la Función Pública y los Sistemas Anticorrupción.

 

ALBERTO PÉREZ FUENTES "CHOCOLATE" (PES)

José Alberto Pérez Fuentes “Chocolate” es presidente del comité municipal del PES y oriundo del “Barrio del Dique”.

 

 

Aunque tiene poca trayectoria política, ha sido señalado como protector de Iván Pérez López, logrando su reinstalación como encargado de la Oficina de Corrección y Dictamen del IMSS Veracruz-Sur.

Pérez Fuentes fue subdelegado del IMSS en Coatzacoalcos y titular de Jefatura de Afiliación y Cobranza. Además, es fundador del Club Juvenil Veracruzano.

 

ALBERTO VILLAFAÑA DE LA GARZA (PARTIDO CARDENISTA)

Asociado al sector de la construcción, concretamente a la CMIC, Alberto Villafaña de la Garza también tiene poca trayectoria política.

Ha sido representante de la empresa VIDEONET S.A. DE C.V., en licitaciones ante el Gobierno del Estado y de VAA Construcciones, S.A. de C.V., ante organismos federales como la CONAGUA.

 

CARLOS IRVING VITE SICILIA (TODOS POR VERACRUZ)

Carlos Irving Vite Sicilia fue gerente comercial de CMAS Xalapa del 2014 al 2017, durante la administración del priísta Américo Zúñiga Martínez.

Ahora forma parte del partido de reciente creación Todos por Veracruz, en el que están ligados cuadros del PRI como Héctor Yunes Landa, excandidato del tricolor a la gubernatura en 2016.