Para votar los ciudadanos deberán seguir el protocolo sanitario que el Instituto Nacional Electoral (INE) estableció con el fin de mitigar los riesgos de contagio por covid-19. El mismo habrá de implementarse en las 10 mil 825 casillas que se instalarán en Veracruz durante el desarrollo de la jornada electoral del 6 de junio.

Para el INE, la Sana Distancia es considerada como la principal medida para evitar posibles contagios de coronavirus entre los votantes, integrantes de las mesas de casilla y representantes de partidos políticos.

Sin embargo, el Instituto instruyó que para el día de la elección también se deberá garantizar la limpieza de los sitios, objetos y superficies de uso común con el fin de romper posibles cadenas de transmisión.

“Vamos a aplicar gel al inicio y al final de que las y los votantes acudan a votar”, precisó José Roberto Ruiz Saldaña, Consejero Electoral del INE, quien indicó que además de implementar este protocolo el Instituto entregará insumos de protección para los funcionarios de casilla.

“A las y los funcionarios de casilla se les otorgará una careta. Y todo mundo, por ejemplo, que estén ahí en la casilla, ya sean votantes, funcionarios o representantes, tendrán que estar usando el cubrebocas”

Esta medida será obligatoria no sólo para los funcionarios, sino también para los ciudadanos. Lo anterior, tras un acuerdo mediante el cual el INE exhortó a la ciudadanía para que acuda a votar con cubrebocas.

Pero, ¿qué pasará con aquellos que no quieran portar cubrebocas?

En caso de que alguien se presente a cualquier casilla sin cubrebocas el Instituto hará uso de una reserva de cubrebocas que obsequiará a modo de preservar las medidas sanitarias.

“Para casos extraordinarios, para alguien que diga, por poner un ejemplo, ´yo no tengo dinero, soy muy pobre pero sí quiero votar y no tengo cubrebocas´”

Sin embargo, aquellas personas que se rehusen a portar el cubrebocas en las casillas deberán abandonar el sitio y perderán el derecho a emitir su voto al contravenir los acuerdos que buscan garantizar las medidas sanitarias.

“Si alguien, no obstante que el INE le está otorgando u ofreciendo un cubrebocas no se lo quiere poner, en ese momento la o el presidente de casilla puede ordenar que se retire”, mencionó el consejero José Roberto Ruiz.

Entre las modificaciones que sufrirán las votaciones del 6 de junio también destaca la eliminación de la cortinilla que comúnmente se coloca en las mamparas, al considerar que se trata de una superficie de múltiple contacto.

“Lo único que se decidió fue quitar la cortinilla. La cortinilla es este plástico que cierra por completo la mampara. Pero la mampara seguirá teniendo a los lados pared, y al frente. La única parte que se quita es exactamente donde se para la persona”

“El propio cuerpo de la persona evitará que se pueda ver el sentido del voto. Y además todo mundo debe guardar su Sana Distancia, no puede haber alguien parado cerca de la persona que esté en ese instante votando”, indicó el consejero electoral.

Pese a esta medida, el INE ha señalado que con la ausencia de la cortinilla no se perjudicará la secrecía del voto.