La máxima publicidad, uno de los principios rectores de la función electoral, parece estar en entredicho en el Organismo Público Local Electoral (OPLE) de Veracruz, ya que a dos días de haber aprobado los registros de las candidaturas a las Diputaciones al Congreso del Estado y a los 212 Ayuntamientos, éste aún no da a conocer los nombres de los contendientes. 

En el acuerdo del Consejo General, avalado pocos minutos antes de fenecer el plazo para declarar la procedencia de los registros, la noche del pasado lunes, se estableció un periodo máximo de cuatro días para dar a conocer las planillas de los abanderados que buscarán las curules en la siguiente Legislatura y los cargos edilicios en las Alcaldías. 

Sin embargo, el árbitro comicial sigue sin revelar la lista definitiva de aspirantes a los cargos que estarán en disputa el próximo 6 de junio, ni ha emitido una posición oficial sobre el por qué del retraso.

Con esta dilación en la que estaría incurriendo el instituto comicial veracruzano se estaría violando el artículo 177 del Código Electoral de Veracruz, el cual establece en su tercer párrafo que el Secretario Ejecutivo solicitará la publicación en la Gaceta Oficial del Estado, de la relación de nombres de los candidatos o fórmulas de candidatos y los partidos políticos o coaliciones que los postulan, así como las cancelaciones de registro o sustituciones de candidatos o fórmulas de candidatos que en su caso se presenten y que procedan.

Y es que parece ser que la demora obedece a las dos prórrogas que otorgó a los institutos políticos para que cargaran los nombres de sus abanderados en el Sistema de Registro de Candidaturas, lo cual impactó en la revisión de la documentación y demás requisitos que debían cumplir quienes fueron inscritos para participar en las elecciones venideras.

Aunado a que por primera vez, el OPLE estableció acciones afirmativas en favor de los pueblos indígenas, personas jóvenes, de la diversidad sexual y afromexicanas, por lo que se deben revisar que los postulados para ocupar dichas nominaciones cumplan con las directrices establecidas para garantizar la representación de estos grupos vulnerables e históricamente excluidos.