Una serie de conflictos postelectorales y demás riesgos que se den durante la jornada electoral amenazan los comicios de este 6 de julio, alertó un informe realizado por Integralia Consultores. 

El informe "Escenarios y Riesgos del 6 de junio" expone dos problemáticas entorno a las elecciones más grandes en la historia democrática de nuestro país. 

El primero es sobre lo que podría suceder horas antes y durante el transcurso de la jornada electoral; mientras que el segundo es lo que pasaría cuando ésta termine y los resultados sean dados a conocer.

ANTES DE LA ELECCIÓN

El informe señala riesgos desde el inicio de la veda electoral, que comenzó el 3 de junio, y el primero que señala al respecto es justo la violación de esta ley, como por ejemplo en declaraciones progapandisticas del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante todo el proceso electoral, López Obrador ha realizado innumerables declaraciones al respecto que han derivado en sanciones del Instituto Nacional Electoral (INE), como la eliminación de tres transmisiones de sus conferencias mañaneras. 

Integralia Consultores también ve como un riesgo "acciones judiciales para arrestar a algún candidato o persona cercana a los contendientes de oposición para intentar descarrilar las preferencias electorales".

Acciones similares ya han pasado durante las campañas, como la investigación que la Fiscalía General de la República (FGR) inició por delitos electorales contra dos candidatos al gobierno de Nuevo León, una de las elecciones más cerradas, Samuel García, de Movimiento Ciudadano, y Adrián de la Garza, del PRI.

Entre estos casos también cabe el intento de desafuero del gobernador de Tamaulipas, el panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca, uno de los mandatarios más incómodos para el gobierno lopezobradorista.

En este lapso, el informe también señala como riesgos hechos de violencia contra candidatos como amenazas, secuestros y ejecuciones que no solo sacan de la contienda a los políticos, sino también pueden causar temor en los votantes.

Entre septiembre de 2020 inicio del proceso electoral y, el 31 de mayo de 2021, Integralia Consultores contabilizó 222 incidentes de violencia política en México, que dejaron 280 víctimas, de las cuales 167 fueron mortales y el resto resultaron heridas.

De los 167 asesinatos, 91 eran representantes electos, miembros de partidos políticos y candidatos a cargos de elección popular.

EL DÍA DE LA JORNADA ELECTORAL

Los riesgos, señala el informe, continúan durante el día de la jornada electoral, el domingo 6 de junio, por ejemplo que López Obrador haga declaraciones de carácter político cuando vaya a emitir su voto.

También que se registren conflictos entre funcionarios de casilla y ciudadanos que se nieguen a portar cubrebocas para emitir su voto, entre ellos el propio presidente, quien se ha visto renuente a usarlo. 

Otro de los riesgos es que haya aglomeraciones afuera de casillas que desalienten el voto o amedrentamiento de votantes en las inmediaciones de los centro de votación. El informe no descarta la presencia de hechos violentos que también desaliente a los ciudadanos a votar. 

Al cierre de casillas, Integralia Consultores alerta posibles controversias entre funcionarios y representantes de partidos al momento de contar los votos; así como las dificultad de trasladar los paquetes electorales desde las casillas a las oficinas electorales -ya sea por bloqueo de caminos o intentos de robo- lo cual podría retrasar los cómputos distritales.

Además, el informe enlista como riesgo las autoproclamaciones de triunfo antes de que se den los primeros resultados oficiales y el rechazo a estos mismos resultados cuando el INE los dé a conocer, tanto por el presidente López Obrador, como por parte de candidatos o dirigentes de partido.

AL DÍA SIGUIENTE Y LOS CONFLICTOS POSTELECTORALES

Los riesgos, señala el informe, no terminan el día de la elección, continúan incluso desde el día siguiente con las muy probables declaraciones de López Obrador en su conferencia mañanera del 7 de junio, si es que los resultados no favorecen a su partido. 

Integralia Consultores ve muy posible la existencia de conflictos postelectorales que incluso podrían llegar hasta el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), esto debido a resultados cerrados, gastos excesivos de campaña, recursos ilícitos e incluso la intervención del presidente.

De las 15 gubernaturas que se renovarán, el documento ve una alta posibilidad de conflictos postelectorales en seis entidades: Sonora, Chihuahua, Nuevo León, Michoacán, Campeche y San Luis Potosí.

Ve un riesgo medio de conflictos postelectorales en Sinaloa, Zacatecas, Colima y Guerrero; mientras que un riesgo bajo en Baja California, Baja California Sur, Nayarit, Querétaro y Tlaxcala.

El informe advierte, además, que si existe un gran número de impugnaciones electorales, el TEPJF podría verse desbordado, lo que repercutiría en la calidad y oportunidad de los fallos. 

El 6 de junio tendrán lugar los comicios más grandes de la historia de México, más de 93 millones de ciudadanos serán llamados a votar para elegir 500 diputados federales, 15 gobernadores, 30 congresos locales y mil 900 ayuntamientos.