Un presunto grupo de choque, ligado al partido Morena, fue detenido por elementos de la Fuerza Civil y la Guardia Nacional en las inmediaciones del río Pánuco, en el municipio con el mismo nombre, administrado por Acción Nacional.

Poco más de 50 personas que portaban armas y cubrían su rostro intimidaban a los votantes, por lo que, como parte de un rondín, las autoridades locales y federales detectaron al grupo de presuntos agitadores.

 

 

Portaban armas de fuego, bates, palos y piedras, escondiendo su rostro para causar miedo a la ciudadanía e inhibir su voto, por lo que fueron puestos a disposición del Ministerio Público.

En ambos lados del puente, que comunica al río, se formaron impresionantes filas de unidades motrices; ya que al final del viaducto, parte correspondiente a Paso Real estaban los vehículos de los cuerpos de seguridad.