Al dar a conocer un saldo sobre la jornada electoral, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez planteó que el proceso electoral estuvo tranquilo, no obstante, se dio la detención de 150 personas que buscaron interferir en los comicios.

 

En conferencia de prensa detalló que 15 personas fueron aprehendidas por delitos del fuero federal, 18 de fuero común y, 117 por faltas administrativas. 

 

En todos los casos, afirmó, se intervino para evitar enfrentamientos en los municipios y con ello afectar el desarrollo de la contienda de este seis de junio, pues no sabían si el problema era electoral o de otra índole.

 

Se detuvo en flagrancia a personas con armas de uso exclusivo del Ejército, en otros casos, era gente que no andaba armada, pero buscaban pelear, “y se aplicó la ley parejo, si no se ponen de acuerdo por las buenas, entonces por las malas”, agregó.


Se acabó el tiempo de la mapachada impulsada desde el estado, punto final a esas prácticas que prevalecían en otros gobiernos, afirmó el mandatario estatal.


Del mismo modo, precisó que no puede adelantar más respecto a estas detenciones, sin embargo, aseveró que se logró contener a los cárteles, la sociedad logro identificar a probables alfiles de la delincuencia organizada metiéndose en las elecciones, el voto fue contundente.


“Sin embargo, no todo está dicho, hasta después del miércoles el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Organismo Público Local Electoral darán a conocer el resultado oficial, tenemos que ser respetuosos”, planteó al referirse a los resultados.