A cinco años de que se reformó la ley de Protección Animal, el diputado local Rodrigo García Escalante propuso modificar la legislación para permitir las peleas de gallos, que dejarían ganancias por hasta siete mil millones de pesos. 

En la segunda sesión ordinaria, después de un mes de no reunirse, se dio entrada a la propuesta del legislador que tiene por objetivo reactivar la industria de los gallos, que ha tenido grandes pérdidas.

Desde la máxima tribuna, explicó que a partir de la prohibición de las peleas de gallos miles de veracruzanos perdieron su fuente de ingresos.

“Las peleas de gallos se sujetan a una estricta reglamentación, en la que se establecen las condiciones que deben tener los animales que participen en palenques, así como el comportamiento a seguir por los jueces, los soltaderos, y el público en general”, justificó.

Asimismo, indicó que los gallos de pelea consumen 110 mil toneladas de alimentos al mes o 1.3 millones de toneladas por año y que el ingreso bruto para la industria que produce estos alimentos se relaciona con la actividad de siete mil 200 millones de pesos anuales.

En México hay 2 mil 430 municipios en los 31 estados de la República, sin contar la Ciudad de México. En 116 de esos municipios se encuentran las ciudades y poblaciones más importantes, donde se realizan anualmente y en conjunto mil 312 días de feria.

En el año 2018, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que la legislación, que se modificó en el 2016, no violaba los derechos constitucionales a la cultura, propiedad, libertad de trabajo, derecho a la igualdad y no discriminación que fue lo que motivó la impugnación.