“Javier” viajó con su familia desde el Estado de Puebla. El pequeño tenía como intención llevar un ramo de flores a la tumba de su padre este 20 de junio.

Sin embargo, cuando él, su madre y su abuela llegaron a las inmediaciones del Panteón Xalapeño se llevaron la sorpresa de que no podían pasar.

 

 

“No se permite la entrada de vehículos y menores de 14 años”, señalaba un letrero pegado en el acceso principal, la cual era custodiada por un policía del Policía Auxiliar y Protección Patrimonial para el Estado de Veracruz (IPAX).

La medida ocasionó varios inconvenientes, pues algunos padres de familia ni siquiera podían dejar encargados a sus niños.

Mientras en el lugar llegaban adultos con ramos de flores y conjuntos musicales para dar serenata a sus difuntos, Javier se quedó llorando por no poder pasar al cementerio.

Junto a él otros niños se quedaron en los accesos. Algunos empezaron a jugar y a correr, mientras esperaban el regreso de integrantes de su familia que se apresuraron a dejar flores o visitar las tumbas.

 

“Mi hijo está llorando; nos vinimos de Puebla. Lo único que queríamos era pasar para dejar flores al papá de mi niño y esa es la inconformidad”, comentó Fede Ortega.

 

Comentó que este tercer domingo de junio programaron su día para hacer una visita al Panteón Xalapeño y ya tenían preparado el arreglo floral.

Ante los reclamos de algunos ciudadanos, los guardias afirmaron que preguntarían al administrador del camposanto, sin embargo, como pasaron varios minutos sin respuesta algunos optaron por marcharse.

 

“Dicen que hasta que venga el administrador, pero ni siquiera llegan. Nada más no nos dejaron entrar y ahorita mi niño está llorando”.

 

Los papás de otros menores reconocieron que las medidas restrictivas como el uso de cubrebocas y limitar la afluencia se deben de respetar, aunque lamentaron que menores de 14 años tampoco pudieran ingresar.

Cabe señalar que el director de Protección Civil de Xalapa, José de Jesús Vargas Hernández, declaró que no se implementó un operativo especial para el Día del Padre.

Sin embargo, afirmó que debido a que todos los panteones de toda la ciudad permanecieron abiertos se vigiló el cumplimiento de las medidas sanitarias, como guardar la “sana distancia” y el uso de cubrebocas.