Coatzacoalcos, Ver.- Dos hermanos de cinco y siete años de edad ingirieron veneno este jueves mientras jugaban, en el municipio de Coatzacoalcos. 

La niña fue declarada muerta en el hospital de Tonalá, mientras que su hermano se reporta grave en el Hospital Regional de Coatzacoalcos, a donde fue trasladado.

De acuerdo con información recabada, los niños pertenecen a una familia que vive en la zona serrana del sur de Veracruz y sin supervisión de sus padres tomaron el veneno cuando jugaban.

Al percatarse, sus padres los trasladaron al hospital de Tonalá, en Huazuntlán, sin embargo, Adriana de cinco años ya no presentaba signos vitales, por lo que se notificó a la autoridad ministerial.

En tanto que Jacobo de siete años fue trasladado al Hospital Regional "Dr. Valentín Gómez Farías" de Coatzacoalcos, donde su estado de salud es reportado como grave.

Ante esta situación se abrió una carpeta de investigación para saber si los padres con iniciales C.H.M y H.G.H. son responsables de la muerte de los menores.

Hasta el momento, las autoridades de la Secretaría de Salud no han aportado información sobre este tema.