La familia de Carmen y Gustavo cada mes gastan 514 pesos para comprar el cilindro de 20 kilos de gas doméstico, un producto indispensable en las labores del hogar, el matrimonio de la tercera edad sobrevive gracias al apoyo de las pensiones que el Gobierno Federal les brinda, aseguran.

Desde hace un año notaron el incremento del gas, pues dicen que antes lo compraban en 391 pesos.

Este producto es utilizado por 79 por ciento de las viviendas en el país, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

 

 

A inicios del 2021 el Gas Licuado de Petróleo (LP) había registrado un aumento de 9.05 por ciento según datos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Al pasar de 18.26 a 20.01 pesos, actualmente la Comisión Reguladora de Energía (CRE) indica que el precio ronda los 25 pesos el litro.

Esta cantidad representa un considerable gasto para el matrimonio de Carmen y Gustavo, quienes sobrevive con dos mil 700 pesos por cada dos meses.

 

 

-Ya va a bajar-, dice don Gustavo al referirse a lo que escuchó hace dos días en la mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, pues el mandatario dio a conocer un nuevo proyecto denominado Gas Bienestar, en el cual pretende distribuir gas LP a precios bajos en diferentes partes del país para incentivar la competencia entre las distintas empresas que dominan el mercado.

 

"Afecta mucho, a todos los hogares, porque parte del sueldo es menguado por esos gastos. Imagínate 500 pesos mensuales es difícil y yo creo que sí, esta empresa nos va a beneficiar", dijo Gustavo.

 

Gas Bienestarpone en jaque a iniciativa privada

El presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Veracruz (Canaco-Servytur), José Antonio Mendoza García, indicó que esta decisión no fue bien vista por distintos empresarios gaseros que operan en la entidad veracruzana, pues asegura que es algo que no los lleva a un beneficio de crecimiento.

 

"Es una competencia desleal, imagínate el Gobierno creando empresas para tratar de poder ayudar a las personas, no importando el daño que ocasione a las empresas que se dedican a este giro", aseguró.

 

Mendoza García aseguró que esta propuesta traería consecuencias, ya que se deben de regir ante los precios internacionales del gas LP, pues si llegase a haber un aumento en el costo internacionalmente el Gobierno se vería imposibilitado a mantener el precio del combustible.

 

 

Agregó que con las consecuencias que la crisis sanitaria de la covid-19 dejó en el sector empresarial, esta decisión de la creación de una empresa de gas que compita con la demás, no ayudara en nada a la recuperación.

 

"Esto no va a ayudar para mantener el equilibrio, va a haber una guerra entre empresarios y Gobierno, no le veo lógica", sentenció.

 

Por su parte, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) señaló como una mala estrategia la creación del Gas Bienestar, pues de acuerdo al informe que emitieron, señalan que, aunque se encuentren de acuerdo con que los ciudadanos cuenten con los mejores precios y servicios, esta idea incrementaría las restricciones, limitaría las participaciones y operaciones de las gaseras en México.

Además, no ofrecería una solución real a la constante escalada de precios que se definen a nivel internacional.

 

"La propuesta de crear una empresa para distribuir Gas Licuado de Petróleo (LP) a un precio menor del que se oferta en el mercado, es violatoria del principio de igualdad que debe regir entre los participantes del sector energético", indica el artículo.

 

 

Asegura que Pemex no cuenta con la capacidad para cubrir con las necesidades que demandan los ciudadanos, puesto que en el país solo se produce 38 por ciento del gas que consumimos, el restante es importado desde otros países.

 

Se debe de analizar la vialidad y factibilidad del proyecto: economista

El catedrático de la Universidad Veracruzana y vicepresidente del Colegio de Economistas del Estado de Veracruz, Jorge Antonio Acosta Cázares, señaló que debido a que los precios del Gas LP se maneja de forma internacional y para crear una empresa que distribuya este tipo combustible se debe de tener una fuerte inversión económica.

 

"Los países que producen petróleo y que lo logran transformar en diferentes materias primas (...) eso no es una actividad económica que cualquier empresa puede hacer, porque requiere de alta inversión, eso lleva a que solamente grandes empresas internacionales puedan extraer el petróleo y transfórmalo", explicó.

 

Dijo que debido a los precios internacionales que se han incrementado en los últimos años y el tipo de cambio, será muy difícil bajar los precios del gas.

El segundo punto que Acosta Cazares ve complicado es que México pueda producir gas a un costo inferior al precio que se está pagando por importar.

 

"Si no producimos gas de manera interna a un costo más bajo del que estamos comprando, pues entonces no hay forma de que baje el precio en el mercado interno", dijo.

 

También mencionó que podría causar una competencia desleal ante las empresas y Gobierno, ya que al subsidiar el precio del gas podría manejar un precio más barato que el precio real del mercado.

Puntualizó que es necesario que el Gobierno analice puntualmente esta decisión, ya que aún no se puede predecir la factibilidad del Gas Bienestar hasta no tener mayor información.

Esta decisión mantiene dividida la opinión de diferentes sectores del país, mientras algunos ciudadanos como Gustavo mencionan que será beneficioso para ellos, los empresarios temen que se convierta en una competencia desleal.