El gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez ordenó la suspensión de 4 funcionarios y elementos tras el presunto suicidio de una persona al interior del cuartel de la policía estatal “Heriberto Jara Corona” conocido como “San José”, sin embargo, el reporte de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) indica que el sujeto hizo todo por privarse de la vida.

Además, informó que la Fiscalía General del Estado investiga de oficio este hecho, para determinar las causas de la muerte de esta persona que horas antes había intentado arrojarse del puente de Plaza Américas.

El Ejecutivo refirió que la investigación se realiza “de oficio” y que previo a darse a conocer que se trató de un suicidio él había ordenado la suspensión de cuatro funcionarios y elementos por su actuación en este asunto.

“La Fiscalía entra a investigar y darán ellos su conclusión”, señaló en conferencia este lunes, refiriendo que la persona se habría quitado la vida mientras esperaba ser atendido por personal de Salud y con policías de SSP a cargo de resguardarlo.

Agregó que antes del suicidio policías estatales pudieron salvar la vida a una persona que pretendía suicidarse en un puente peatonal de Lázaro Cárdenas y se le contuvo, evitando que se arrojara del puente y como parte del protocolo se llevó al Cuartel San José para ser atendido.

 

“(El policía) se estaba comunicando con Salud para que viniera una persona para atenderlo y en eso estaba el policía encargado cuando la persona parecía tranquila; el reporte que tenemos es que ya estaba tranquila, como que había desistido del intento de quitarse la vida; sin embargo, alcanzó un objeto punzocortante y de inmediato se lesionó el cuello”, refirió García Jiménez.

 

Añadió que un policía intentó detenerlo y el sujeto se abalanzó sobre de él, cortándole mano. En el caso de la víctima,  la lesión que se autoinflingió fue de gravedad, de inmediato se desmayó y perdió la vida momentos después. 

García Jiménez comentó que no estaba en una celda ni estaba esposado porque “no era un delincuente”, y que tras haberse herido el cuello el médico del Cuartel intentó acercarse y no alcanzó a detenerle la sangre.

Consideró que se debe perfeccionar el mecanismo de atención estos casos, ya que dijo no es el primero que atienden, pues han salvado ya a otras personas.