Marlon Botas Fuentes suma tres meses prófugo de la justicia, acusado por el asesinato de la joven Monserrat Bendimez Roldán, quien murió el 23 de abril por las heridas que le habría provocado luego de golpearla en su propia casa.

Marlon Botas Fuentes es señalado por el feminicidio Monse Bendimez en la Carpeta de Investigación UIPJ/DXVII/FESP6/1250/2021 integrada por la Fiscal Sexta Especializada en la Investigación de Delitos de Violencia contra la Familia, Mujeres, Niñas y Niños, y de Trata de Personas con sede en Veracruz.

La FGE ha difundido su fotografía y la ficha con sus datos para dar con su paradero. Al mismo tiempo, ofreció una recompensa de 250 mil pesos a quienes contribuyan con información para localizarlo y detenerlo.

Si embargo, a pesar de lo anterior, hasta el momento no existe información para dar con la captura de Marlon Botas, de quien se han difundido fotografías y fichas de localización para su detención dentro o fuera del país.

El feminicidio de Monse

Montserrat Bendimez Roldán murió el 23 de abril del 2021, luego de una semana hospitalizada en una clínica particular de la ciudad de Boca del Río por las lesiones que le habría causado Marlon Botas una semana antes.

El sábado 17 de abril por la tarde, Monse se encontraba en su casa en la colonia Casas Tamsa de la ciudad de Boca del Río acompañada por Marlon, quien era su novio, de acuerdo con lo relatado por su familia.

Marlon la habría golpeado en repetidas ocasiones a Monse, causándole fracturas graves, en brazos, cuello y el cráneo, esta última siendo la causa de su muerte.

Sin embargo, lo señalado es que no habría pedido auxilio a los servicios de emergencia ni a la familia de la joven, en su lugar llamó a sus padres quienes se negaron a pedir ayuda de paramédicos y la trasladaron por su cuenta a una clínica privada, abandonándola en el área de emergencia.

El 22 de abril del 2021, un juez de control giró una orden de aprehensión en contra de Marlon Botas Fuentes por el delito de feminicidio en grado de tentativa, un día después la Monse murió en un hospital de Boca del Río.

En redes sociales, familiares y amigos difundieron el acto de violencia de género del que fue víctima Montserrat, exhibiendo una fotografía de su novio Marlon, al que señalan como el agresor, así como de sus padres, a quienes señalan como cómplices de su fuga.

Desde el momento en el que se supo del ataque y luego de la muerte de Monse, la sociedad veracruzana y usuarios de redes sociales se han sumado a diversas manifestaciones para exigir justicia por el asesinato.

La búsqueda de Marlon

El 1 de mayo, la Fiscalía General del Estado ejecutó dos órdenes de cateo en propiedades de familiares de Marlon Botas Fuentes en el municipio de Boca del Río, para buscar indicios sobre el paradero del presunto feminicida.

El primer cateo se llevó a cabo la noche de ese mismo día en la residencia de los padres de Marlon, ubicada en el fraccionamiento La Tampiquera, ubicado en la ciudad de Boca del Río, en donde fueron recibidos por el padre del joven acusado de feminicidio.

Una fotografía del empresario Jorge Botaspadre de Marlonriendo mientras habla por teléfono al momento de recibir la orden de cateo, fue viralizada en redes sociales y desató el repudio de usuarios.

En la madrugada del 2 de mayo el segundo cateo se llevó a cabo en la colonia Primero de Mayo Sur, también en la ciudad de Boca del Río, en una residencia que fue identificada como el domicilio fiscal de la empresa VerAgua, propiedad de su familia.

Para el 11 de mayo, la Fiscalía General del Estado dio a conocer que el Congreso de Veracruz autorizó una recompensa de 250 mil pesos a quien aporte información veraz y útil que contribuya con su localización, detención o aprehensión.

Ese mismo día, se realizó un tercer cateo en el restaurante Rosso, de la plaza Veleros en Alvarado, propiedad de los padres de Marlon Botas. De acuerdo con fuentes de la Fiscalía los cateos se realizaron para identificar indicios sobre el paradero del presunto feminicida.

A través de redes sociales, usuarios, agrupaciones civiles y colectivas feministas no olvidan que el caso se mantiene impune en tanto no se detenga a su presunto feminicida, motivo por el que se comparten fichas con la identidad de Marlon Botas y datos sobre el crimen contra Monse Bendimez Roldán.