La Secretaría de Salud implementó nuevos lineamientos para el semáforo de riesgo covid, por lo que también cambiaron las recomendaciones sobre aforo y movilidad de las actividades dependiendo el color de la entidad.

La dependencia hizo algunas recomendaciones sobre las actividades, en el caso del aforo en espacios, en semáforo rojo debe ser menor al 30%, en naranja del 30% al 50%, en amarillo entre el 50% y el 75%, y en verde del 75% al 100%.

La Secretaría de Salud sigue minimizando el uso del cubrebocas, pues solo recomienda usarlo en todos los espacios públicos en los estados con semáforo rojo, a partir de naranja indica que solamente es obligatorio en espacios públicos cerrados y sin posibilidad de mantener la sana distancia.

 

 

La famosa frase "quédate en casa" solamente aplica en semáforo rojo, si la entidad está en naranja se deberá reducir la movilidad comunitaria, en amarillo habrá una ligera disminución en espacio público y en verde no hay restricciones.

En el caso de las actividades esenciales, se reducen a la mitad en semáforo rojo, aumentan al 75% en naranja, y en amarillo y verde se pueden realizar de manera habitual.

Para las actividades no esenciales, si un estado tiene semáforo rojo se debe esperar la indicación del gobierno local, si está en naranja se reducirá la operación al 50%, en amarillo aumenta a 75% y en verde se pueden realizar de manera normal.

En comparación con los lineamientos previos, hay una diferencia en los parámetros para las actividades esenciales, pues antes se permitía que operaran de manera regular incluso en color rojo o naranja. En cuanto a las no esenciales, con los nuevos cambios se permite mayor apertura, pues antes en naranja sólo se permitía el 30%. 

La dependencia indicó que estas modificaciones al semáforo se hicieron porque "el avance de la vacunación a nivel internacional y nacional alteró el perfil demográfico y la dinámica de contagio-hospitalización-defunción de la pandemia. Particularmente se observa un cambio en la dinámica, con una nueva distribución porcentual por edades, con incrementos relativos de casos en grupos etarios más jóvenes respecto de los más viejos.

 

 

Detalló que se reasignaron los rangos para cada nivel de riesgo para que "pasar a los niveles de riesgo epidémico alto y máximo se entienda como una verdadera alerta sanitaria. De esta forma, transitar al nivel naranja demandará la implementación contundente y expedita de acciones de mitigación para evitar en lo posible la transición al nivel rojo".