Luego de que un Juez de Control del Distrito Judicial de Coatzacoalcos, vinculara a proceso al choapense, Antonio ‘Toño’ Uribe por delitos contra la salud, posesión de armas y ultrajes a la autoridad, el sistema penitenciario determinó trasladarlo para su reclusión hasta el centro del país, concretamente a Guanajuato.

El joven empresario fue llevado al mismo estado al que el gobierno de Veracruz encabezado por Cuitláhuac García Jiménez, ha enviado a los detenidos en el marco del proceso electoral reciente.

El Centro Federal de Readaptación Social Número 12 “CPS Guanajuato”, es una prisión federal de máxima seguridad dependiente del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social, y se encuentra ubicado en el municipio de Ocampo, al noroeste del estado de Guanajuato.

Toño Uribe, es hermano del excandidato a la presidencia municipal de Las Choapas, Jesús Uribe Esquivel, quien contendió en las elecciones del pasado 6 de junio, abanderado por la coalición PAN-PRI-PRD, y fue derrotado por la doctora Mariela Hernández García, candidata del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

El joven actualmente preso, fue considerado por el sistema de seguridad del gobierno de Veracruz como “generador de violencia”, de ahí que se le trasladara a un penal de máxima seguridad en Guanajuato.

Junto con él, fue detenido también Herminio Montiel, alias “el Pingüino”, ambos fueron asegurados por elementos de la Policía Ministerial del Estado el pasado 12 de julio, durante un operativo en la avenida 20 de Noviembre, a la altura del punto conocido como “el faro”, en la colonia Anáhuac.

Reos de alta peligrosidad

Mario Aburto Martínez, señalado como autor del asesinato del ex candidato presidencial, Luis Donaldo Colosio; los cinco celadores del penal de ‘El Altiplano’ que fueron señalados como cómplices en la fuga de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera, y Raúl Escobar Poblete, alias ‘El Comandante Emilio’, ex guerrillero chileno y acusado de varios secuestros, entre ellos el del político Diego Fernández de Cevallos, tienen en común no sólo estar presos en el Centro Federal de Readaptación Social número 12, con sede en el municipio de Ocampo, Guanajuato, sino que además su manutención diaria le cuesta al Gobierno Federal dos mil 627.95 pesos, unos 946 mil 62.87 pesos al año,

Así fue revelado el 14 de enero de este año por Rosa Icela Rodríguez, Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, quien explicó que el Cefereso de Ocampo, hasta esa fecha tenía una población de mil 912 reos, los cuales cuesta mantener cada uno 78 mil 838.57 pesos cada mes; es decir, el Gobierno Federal destina 150 millones 739 mil 345 pesos con 84 centavos al mes por mantenerlos en prisión.

El Cefereso de Ocampo se ha calificado por albergar a los internos de alta peligrosidad de otros penales, como Javier Alonso Martínez Morales, alias “El Javo”, autor de la masacre en el Casino Royale, de Monterrey, así como partícipe en la masacre de 49 reos del penal de Topo Chico, en Nuevo León.

También, en ese Cefereso número 12 estuvo Omar Treviño Morales, alias “El Z-42”, líder de Los Zetas. Incluso, hay varios ex Zetas en ese penal, como Jorge Iván Hernández Cantú, también partícipe en la masacre del penal de Topo Chico; está también Ricardo Enrique Guajardo Candía, ex líder de los Zetas en Monterrey, entre otros.

 

 

 

Con información de Presencia MX.