La semana pasada 2 comerciantes ambulantes en el centro de Xalapa, uno de cubrebocas y otro de correas, fueron abordados por la fuerza por trabajadores del Departamento de Inspección y Atención Comercial (DIAC).

Los vendedores se resistieron a entregar su mercancía en los operativos y un día después el personal nuevamente acudió, pero para exigirles que se retiraran de la zona donde realizaban sus ventas; ese y otros conflictos movilizaron este lunes a cientos de comerciantes de Xalapa.

Gregorio Castelán, representante de la agrupación Vendedores Independientes del Estado de Veracruz (VIVE), dijo que hay 6 organizaciones inconformes por los malos tratos, quienes piden la intervención del Gobierno del Estado y del alcalde, Hipólito Rodríguez.

Acusaron que el personal a cargo de la titular del DIAC, Ana Dixon Acosta, registra 40 agresiones, algunas con quejas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

Además, a partir de hace unas semanas los trabajadores municipales comenzaron a retirar casetas de comercios establecidos desde hace años en la zona de Los Sauces.

 

Somos 6 organizaciones y la inquietud que tenemos es pedirle una audiencia al Gobernador Cuitláhuac García y de ahí pediremos a la Comisión Estatal de Derechos Humanos para presentar una queja por la represión a los ambulantes en el centro”, explicó.


Criticó que los trabajadores municipales incautan o retienen la mercancía sin dejar escritos de lo que es retirado; posteriormente cobran multas excesivas de hasta 2 mil pesos y no entregan completo lo incautado.

 

Un compañero que vende correas defendió a un vendedor de cubrebocas (que estaba siendo jaloneado); al otro día los trabajadores acudieron y le dejaron un acta de apercibimiento diciéndole que tenía que dejar su puesto; nosotros optamos a que no íbamos a dejar que se llevaran ni la mercancía ni que lo quitaran de su venta”, explicó Castelán.


Agregó que el Ayuntamiento no acepta entregar permisos o boletas para vender, por ello existen acuerdos verbales con el Ayuntamiento, sin embargo, de pronto les piden retirarse del centro y la zona de mercados y que se trasladen a calles retiradas como la de Poeta Jesús Díaz.


QUITAN PUESTOS EN LOS SAUCES


Durante la manifestación, que comenzó en la calle Dr. Rafael Lucio, comerciantes como Liliana Rodríguez criticaron que el Ayuntamiento comenzó a retirar locales y casetas en las madrugadas con el argumento de que no están abiertos.

Explicó que su abuela acaba de fallecer hace unos días a causa de cáncer y tuvieron que ausentarse y cerrar el local por unos días, por lo que el personal de la DIAC optó por llevarse su caseta.

 

“No nos dieron ningún documento ni nos quieren recibir papeles; fueron a las 11 de la noche sabiendo que a esa hora no nos pueden encontrar, después nos llamaron, fuimos, pero ya no nos quisieron recibir nada”, explicó.


La mujer dice ser madre soltera y llevar más de 15 años instalada en Los Sauces, sin embargo, aunque habían cumplido con el trámite de las boletas y el pago correspondiente ahora están sin su fuente de ingresos.

 

Mi abuela era una señora de 86 años que murió por cáncer de mama, la cuidamos con mi mamá y nosotros fuimos a aclarar que la caseta no estaba abandonada, la cerramos unos días y desde el 17 de julio no nos permiten volver”, afirmó.


Agregó que la propia directora Ana Dixon Acosta les solicitó 2 mil 500 pesos para devolverle su local, sin embargo, no les garantiza que puedan volver a instalarse en este lugar.