La vacuna para prevenir el virus SARS CoV-2 ha provocado algunos mitos sobre si es recomendable o no el consumo del alcohol, antes o después de ser inoculado.

Y es que en algunos municipios de Veracruz ya inició la vacunación a mayores de 18 y jóvenes entre 30 y 39 años, dos grupos de edad con mayor consumo de bebidas alcohólicas, según estadísticas del sector salud.

En E-Consulta Veracruz te decimos si el alcohol se lleva o no con la vacuna para prevenir la covid-19.

Rosa María Wong, integrante de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de México (UNAM), planteó que el consumo de alcohol puede enmascarar o potenciar los efectos secundarios de la vacuna.

El simple hecho de consumir alcohol, y más si es en exceso, puede provocar mareos y dolor de cabeza, síntomas vinculados al biológico contra el SARS CoV-2.

La especialista recomienda no tomar alcohol en por lo menos 72 horas después de la vacuna; sugerencia que se debe aplicar en general para todas las vacunas por cualquier efecto que pueda provocar.

Las personas que se vacunan no alcanzan la máxima protección de la vacuna hasta 15 días después de haber recibido la última dosis.

Otros especialistas han mencionado que es peligroso beber grandes cantidades de alcohol porque los efectos en todos los sistemas biológicos, incluido el sistema inmunitario, es grave.

El alcohol suprime el sistema inmunológico y las células que tienen un papel protagonista a la hora de reconocer y neutralizar organismos infecciosos, como virus y bacterias. 

Las personas que consumen mucho alcohol son propensas a contraer el virus, pues su sistema inmune no permite identificar al SARS CoV-2.

La vacuna para prevenir el coronavirus te puede salvar la vida al reducir los síntomas que causa el SARS CoV-2. Por ello, lo más recomendable es no consumir alcohol al menos en los tres días siguientes a ser vacunado. 

Si cuidas tu salud, después tendrás tiempo para celebrar la vida.