Desde la madrugada del viernes 30 de julio comenzó una corta temporada de lluvias en gran parte de Veracruz, con ligeros vientos que podrían aminorar la sensación de calor durante el día, mientras que por las noches se espera actividad eléctrica en la atmósfera.


De acuerdo con el pronóstico del Centro de Estudios Meteorológicos, el resto del día seguirá con pocos cambios en el ambiente, con temperaturas máximas de 31°C en la zona conurbada y rachas frescas de viento del norte con velocidades de hasta 35 km/h.


El potencial de lluvias para la región costera central es de 15 mm acumulados y puntuales de hasta 50 mm en zonas de tormenta, con especial concentración durante la tarde y noche.


Para el resto del estado el pronóstico es similar, con precipitaciones generales en la entidad entre 20 y 50 mm, mientras que por efecto de las lluvias y el viento, se espera un ligero descenso de temperatura, pero con prevalencia de calor.


En los próximos días se prevén condiciones similares, con lluvias ligeras a fuertes en gran parte de la entidad, con mayor precipitación en la región montañosa y sur de Veracruz, y vientos en zonas de costa, con rachas posibles de 50 km/h.


Durante el sábado y domingo se esperan temperaturas máximas de 35°C en la costa, 37°C en la zona de llanuras, entre 17 y 29°C en las regiones montañosas y de 7 a 19°C en la región del Valle de Perote.


Para mediados de la próxima semana podría disminuir el potencial de lluvias y se elevaría aún más la temperatura en la mayoría de la entidad.