Las auditorías practicadas al gasto financiero del municipio de Alvarado llevarán al dos veces alcalde de Alvarado, Bogar Ruiz Rosas a justificar el gasto de la organización del Carnaval, el desayuno para el festejo de los maestros, así como la compra de despensas y el manejo de los residuos sólidos a lo largo del 2019.

El informe del resultado de la revisión a la Cuenta Pública 2019, que fiscaliza el gasto en el segundo año de las actuales administraciones, confirma que el alcalde tendrá que justificar el manejo financiero de 86 millones 829 mil 35 pesos.

El presidente municipal del verde recibió 29 observaciones financieras y técnicas, y 15 recomendaciones al gasto anual de 254 millones 546 mil 808 pesos; de eso monto se auditaron poco más de 200 millones de pesos.

Como parte de la revisión al gasto del presupuesto del año 2019, Alvarado es el municipio con el mayor monto considerado presunto daño patrimonial.

La observación más importante del municipio es la FM-011/2019/001 DAÑ que comprende el gasto de 65 millones de pesos de 16 cuentas bancarias del municipio, que se usaron para gasto corriente.

Entre el cúmulo de pagos que se hicieron y no se justificó en tiempo y forma está la renta de vehículos que se usan para la recolección de basura, arrendamiento del relleno sanitario -donde se disponen los desechos-, así como transporte, maquinaria, terrenos y oficinas.

En mayo se rentaron sillas, carpas, vallas, equipo audiovisual y pirotecnia para el evento de Arroz a la Tumbada más grande del mundo; para septiembre se rentaron juegos mecánicos, equipo de luz y sonido y vallas para Antón Lizardo, y no se justificó el gasto.

Para el festejo del día del maestro también se rentó equipo de luz y sonido, y se emitió un cheque por el pago de alimentos, que tampoco se logró justificar ante la autoridad encargada de la fiscalización.

Dentro de los cheques que emitió el municipio, y no acreditó el servicio que se brindó, se pagaron más de un millón de pesos para la compra de despensa a la población y exámenes psicológicos para elementos de seguridad pública.

También se pidió al municipio explicar el gasto de renta de sillas, baños móviles, del Grand Support (estructura metálica), vestuario, y el pago de artistas que participaron en el Carnaval 2019, por un monto cercano al millón de pesos.

Además, se emitieron seis cheques, cinco por 40 mil pesos, y otro más por 16 mil, a nombre del alcalde Bogar Ruiz Rosas por concepto de apoyo, que no logro comprobar en tiempo y forma.

El municipio también tendrá que justificar la sublimación de taza, gorra, playeras y termos; apoyo de pintura a la población, así como recursos que se entregó a equipos de futbol, para promover el deporte.