En México y Veracruz, la tercera oleada de contagios de covid-19 está en su máximo nivel, de tal forma que los casos diarios confirmados son ahora superiores a los reportados durante los picos anteriores, además que los contagios activos se registran hasta 10 veces más que en fechas anteriores.

 

A pesar de esta crisis, que tiene a los hospitales saturados otra vez, ni el gobierno federal ni el estatal planean implementar nuevas restricciones para intentar disminuir los contagios, mientras cinesrestaurantes y antros se llenan día con día con enfermos potenciales, esparciendo la pandemia.

 

Además de esto, las autoridades no han dado marcha atrás al plan de regreso a las aulas, con lo que pondrían en riesgo de contagio a millones de estudiantes de educación básica, quienes aún no pueden recibir ninguna vacuna.

Además, las personas con esquema completo de vacunación también están registrando contagios, con síntomas menores, pero lo que a su vez los vuelve en agente contagiosos.

 

Debido a esto, se vuelve preciso protegerse de forma más intensa para no contraer el SARS CoV-2, más para las personas que aún no se vacunan o quienes tienen alguna afectación médica que disminuya su capacidad inmune.

 

¿Por qué hay tantos contagios?

Hasta el momento, se sabe que la variante Delta de covid-19 es más contagiosa que el virus original, incluso, la directora del Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos Rochelle Walensky indicó en un memo interno, que Delta es tan contagiosa como la varicela.

 

Testimonios de personas en México y Estados Unidos publicados en el foro Reddit/Coronavirus indican que, a pesar de contar con esquema completo de vacunas de diversas farmacéuticas y de usar cubrebocas, han contraído el virus sin saber bien en dónde.

 

En ambos países vecinos, la indicación gubernamental no impide directamente la presencia en los centros de trabajo, por lo que oficinas y fábricas se convirtieron de nueva cuenta en focos de contagio.

 

¿Cómo protegerme?

Debido a la infecciosidad de la nueva variante, es importante mantener el uso correcto del cubrebocas todo el tiempo que se encuentre cerca de personas desconocidas o al interior de un establecimiento.

 

Personas que se han enfermado de la nueva variante indican que generalmente un descuido como descubrirse el rostro un momento para tomar agua o para comer algo bastaron para que el virus entrara a su sistema.

Debido a esto, en caso de estar en interiores se debe usar cubrebocas N95 y de ser posible, uno extra de tela o quirúrgico por encima de este. Todo parece indicar que los cubrebocas sencillos o bufandas elásticas no protegen en su totalidad contra la variante delta.

 

Anteriormente se descartaba el uso de caretas plásticas como medida protectora ante la covid, pero con la nueva variante, agregar una careta bien ajustada al uso de cubrebocas N95 puede evitar que más aerosoles con carga viral se acerquen a la zona de la nariz y la boca.

Si se convive con personas en centros de trabajo, a pesar del uso de cubrebocas se vuelve casi inevitable contraer la variante delta, por lo que se recomienda que las empresas implementen de nuevo el trabajo remoto desde casa, y regresar a horarios cortados y rotación de personal.

 

Otro de los métodos de prevención, muchas veces ignorado, es la ventilación de espacios, ya que el uso de aires acondicionados aumenta la concentración de virus en el aire, por lo que es importante mantener ventanas abiertas para disminuir el riesgo de aspirar partículas con virus.

 

Por último, es importante que las personas acudan a vacunarse pues, a pesar de no detener totalmente la transmisión del virus, evita que las personas tengan síntomas graves y así el sistema de salud puede atender a las personas que requieran mayores recursos médicos.