El consejero presidente del Instituto Nacional ElectoralLorenzo Córdova, afirmó que si la consulta popular no se realizó durante la jornada electoral del 6 de junio fue por decisión del Poder Legislativo

Así respondió a las declaraciones que hizo ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien responsabilizó al Instituto de no haber realizado este ejercicio ciudadano en el último proceso electoral federal, lo que habría garantizado mayor participación ciudadana.

"Se debió haber hecho esta consulta el mismo día de la elección de junio... pero los opositores se opusieron... era nada más cosa de tener una boleta adicional allí", dijo el mandatario desde su conferencia mañanera en su gira por Sinaloa.

Córdova respondió hoy "esto no fue por decisión del INE como algunos dicen, sino del mismo Poder Legislativo que, al aprobar la reforma al artículo 35 determinó que este ejercicio debe realizarse el primer domingo de agosto. A pesar de estas noticias falsas la consulta se organizó y promovió exitosamente".

 

Para que los resultados de esta consulta popular sean vinculantes por ley, se requiere la participación de al menos 37.5 millones de ciudadanos, lo que equivale al 40% del listado nominal.

La mañana de este domingo el Consejo General se instaló en sesión permanente para esta jornada ciudadana que inició a las 8 horas. 

 

Respecto al contenido de la pregunta que se encontrará en la boleta de opinión, Córdova precisó que "no corresponde al INE pronunciarse sobre el tema que se está sometiendo a consulta ni sobre sus interpretaciones ni alcances", dijo. Resumió que la única redacción válida de la pregunta a plantear, fue la aprobada por la Suprema Corte de Justicia.

 

Destacó que es la primera consulta popular nacional y federal que se realiza en el país, con antecedentes (en términos de experiencia) de consultas populares locales. Subrayó que en las poco más de 57 mil mesas de recepción instaladas habrá una papeleta para cada uno de los 93.5 millones de mexicanos inscritos en el padrón electoral; y que hoy habrá 40 mil observadores electorales vigilando este proceso.

Partidos políticos de oposición señalaron durante sus posicionamientos que esta consulta es una farsa. "Desde la primera pregunta que era sesgada en materia de derechos humanos hasta la pregunta que queda en definitiva cuando se dobló la suprema corte de justicia a los caprichos presidenciales", acusó el representante del PRDÁngel Ávila.

Y adelantó que, porque Morena sabe que la consulta será un fracaso, acusará al INE "de chivo expiatorio". Y agregó que "a nadie le interesa participar en una consulta, con una pregunta que no dice nada".

El diputado de Morena Sergio Gutiérrez acusó directamente a los consejeros Córdova y Ciro Murayama de obstaculizar la consulta y llevar a cabo "una contra campaña para defender a los expresidentes... este ejercicio si es para el juicio a los ex presidentes Salinas de Gortari, Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto".

Murayama respondió "que no se culpe al INE de las decisiones de los actores políticos pues además de injusto, muestra ausencia de ética de quién lanza las descalificaciones".

La postura más tajante fue del consejero Uuc-Kib Espadas, quien recordó directamente a Gutiérrez que, en marzo de 2019 en la Cámara de Diputados, él, como legislador de Morena votó a favor de que las consultas populares se realizarán en agosto y no el día de la jornada electoral.

Y agregó que, en diciembre 2020, también votó favor de reducir el número de casillas en la consulta popular. "No es legítimo reclamar a este instituto decisiones que no le correspondieron. No se puede decir que sea la maldad de la oposición que modificó la fecha de la consulta".