Integrantes de la Asociación de Distribuidores de Gas en Veracruz procederían por la vía legal en contra de la regulación de precios máximos del gas LP que impuso el Gobierno Federal a partir del lunes 2 de agosto, en caso de no tener una respuesta a las peticiones que plantean a las autoridades para evitar afectaciones en sus utilidades.

 

El empresario veracruzano, Enrique Cházaro Mabarak, consejero de esta agrupación, detalló que hasta este martes se mantienen acercamientos con autoridades federales para solicitar que sea la Comisión Federal de Competencia la que regule los precios del gas LP y no la Comisión Reguladora de Energía.

 

Otra de las solicitudes de los gaseros veracruzanos es que proveedores como Petróleos Mexicanos (Pemex) disminuyan sus precios a los distribuidores, ya que de lo contrario el tope máximo de precios podría reducir el margen de utilidades.

 

“Estamos en diálogo a través de las asociaciones de gas y autoridades competentes para llegar a un entendimiento, hay instancias legales a las que vamos a recurrir si no hay acuerdo, y el que baje el precio del gas nos agrada porque se consume más gas, lo que debemos ver con ellos es que Petróleos Mexicanos o el proveedor también nos baje los precios”, dijo.

 

En el estado de Veracruz, empresarios gaseros aceptaron e implementaron el tope máximo de precios que estableció la Comisión Reguladora de Energía; desde el lunes 2 de agosto en la zona conurbada el precio en el que se vende el gas LP es de 11.70 pesos el litro y 21.66 pesos el kilogramo.

 

En una consulta a diversas empresas se pudo constatar que la venta para tanques estacionarios y cilindros varía entre uno y tres pesos en las distintas marcas; sin embargo, Cházaro Mabarak afirmó que en relación con la semana anterior se presenta una disminución de hasta cuatro pesos en los costos a los consumidores.

 

Si bien dijo que esto ha sido favorable, es necesario replantear la política de regulación de precios para evitar afectaciones a las empresas distribuidoras, así como a posibles inversiones.

 

“Estamos de acuerdo con una disminución en los precios Ir en contra de la inversión porque si tienes un precio topado no ves con simpatía invertir en ese tipo de negocios, me parece que debe ser una medida provisional del Gobierno Federal a través de la Comisión Federal de Energía con miras a que se deje en unos seis meses”.

 

Del mismo modo, el empresario veracruzano se pronunció en contra de la creación de la empresa gubernamental Gas del Bienestar, que busca competir en el mercado de la venta de gas LP contra empresas privadas.

 

En este caso rechazó que pueda resultar en una disminución de las ventas para las marcas que ya se encuentran en el mercado, pero sí podría poner en “apuros” a Petróleos Mexicanos (Pemex) que hasta el momento no ha participado en este segmento.

 

“Es una jalada más de nuestro actual presidente en el sentido de que quiere gas más barato, ya lo está logrando a través de fijar precios máximos al público y me parece que Petróleos Mexicanos ya es ineficiente como para ponerle una raya más al tigre, yo creo que nos debe dejar competir con precios bajos a ver quién es el que ofrece el mejor producto al público.”