Boca del Río, Ver.- El Centro de Atención Médica Expandida (CAME) COVID instalado en el Centro de Raqueta de Boca del Río fue habilitado nuevamente para la atención de enfermos de covid-19 que requieren atención hospitalaria, luego de cuatro meses de no recibir pacientes.

De acuerdo con el Sistema de Información de la Red IRAG (Infección Respiratoria Aguda Grave) las instalaciones ubicadas en la sede del complejo Leyes de Reforma, del Instituto Veracruzano del Deporte (IVD), comenzaron a recibir a pacientes covid desde el 28 de julio, en medio de la tercera ola de contagios comunitarios de coronavirus.

 

 

La última vez que se atendieron pacientes graves de covid en el CAME-COVID ubicado en el Centro de Raqueta de Veracruz fue el 11 de marzo, luego de que se registró un incremento en el número de casos, tras las fiestas de fin de año y luego de las vacaciones de Semana Santa.

 

 

En esta tercera ola de contagios de covid-19, la Red IRAG reporta una ocupación del 50 por ciento en la capacidad instalada para atención de pacientes en el CAME de Boca del Río hasta este martes 3 agosto.

El aumento en la ocupación hospitalaria se registra a menos de un mes del inicio del nuevo ciclo escolar, en el que autoridades estatales y federales han insistido en el regreso a las aulas; así como en el momento en el que los municipios conurbados de VeracruzBoca del RíoMedellín y Alvarado fueron identificados con el color rojo en el Semáforo Regional de Riesgo.

 

 

Los otros CAME-COVID en el estado de Veracruz que figuran en el Sistema de Información de la Red IRAG se localizan en el Velodromo de Xalapa, con una ocupación del 30 por ciento y el de Orizaba, que no ha sido utilizado en esta tercera ola de contagios.

El Centro de Raqueta de Boca del Río cuenta con capacidad para atender a 180 personas con síntomas graves de covid-19; cuando se recibió al primer paciente el 7 de julio del 2020 se informó que los CAME COVID funcionarían para desahogar la saturación en hospitales reconvertidos para la atención de enfermos con el virus SARS-CoV-2.

Hasta antes de la pandemia, el recinto servía como sede principal del Instituto Veracruzano del Deporte (IVD), construido durante los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014 para albergar las competiciones de raquetbol y disciplinas afines.

Aunque desde el 11 de marzo no recibía pacientes de covid-19, según la Red IRAG, se mantuvo equipado para atender cualquier requerimiento derivado de la pandemia.