Boca del Río, Ver.- El Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz (Orfis) detectó un presunto daño patrimonial en ocho de 11 observaciones de carácter técnico a obras públicas incluidas en la Cuenta Pública 2019 del ayuntamiento de Boca del Río.

De acuerdo con el órgano fiscalizador, el presunto daño patrimonial en el municipio gobernado por el alcalde Humberto Alonso Morelli, asciende a ocho millones 693 mil 848 pesos con 75 centavos, correspondientes a seis obras públicas y a dos servicios de supervisión externa.

Las observaciones corresponden al segundo año de la administración del panista, cuyo periodo terminará el próximo 31 de diciembre.

Además de las ocho obras y/o servicios en las que el Orfis detectó un probable daño patrimonial, el órgano también realizó tres observaciones de carácter técnico por incumplimiento de disposiciones legales o posible comisión de faltas administrativas.

El Orfis reportó que durante el ejercicio 2019 el ayuntamiento de Boca del Río destinó 90 millones 271 mil 548 pesos con 53 centavos para la ejecución de 48 obras y servicios adjudicados mediante contrato.

De dichas obras, 43 se adjudicaron por “Invitación a Cuando Menos Tres personas” y cinco por la vía directa. Además, se sabe que, de los 48 contratos de 2019, se entregaron 16 a solo cinco empresas, sin que se respetaran las normas de imparcialidad y transparencia.

 

Las empresas a las que se otorgaron estos contratos son: 

Concretos del Rosario SA de CV (cuatro contratos por un monto de cuatro millones 981 mil 784 pesos con 24 centavos).

Alli Construcciones SA de CV (tres contratos por un monto de cinco millones 875 mil 862 pesos con 64 centavos).

- Compañía de Ingeniería Marítima y Terrestre (tres contratos por un monto de un millón 251 427 pesos con 16 centavos).

Grupo Constructor Melchor SA de CV (tres contratos por un monto de cuatro millones 213 mil 541 pesos con 96 centavos).

Constructora Magedi SA de CV (tres contratos por seis millones 421 mil 354 pesos con 91 centavos).

 

1.- AMPLIACIÓN DE REDES DE DRENAJE Y AGUA POTABLE EN LA COLONIA AMPLIACIÓN DE AYALA

La primera obra pública de la que el Orfis realizó observaciones en el municipio de Boca del Río es la ampliación de redes de drenaje y agua potable, en la calle Juan de la Barrera, entre Manglar y Cerrajeros de la colonia Ampliación Ayala.

 

 

El ayuntamiento pagó un monto de dos millones 373 mil 252 pesos con 45 centavos por la obra marcada con el número 2019300280010, para la cual se hizo una invitación a por lo menos tres personas.

 

 

De acuerdo con el órgano fiscalizador, se detectó un presunto daño patrimonial por un millón 273 mil 532 pesos con 97 centavos, debido a una obra de mala calidad por deficiencias técnicas, específicamente en la partida de drenaje.

 

2.- SERVICIO DE SUPERVISIÓN EXTERNA

El ayuntamiento boqueño contrató la “Supervisión Externa consistente en la verificación y seguimiento, así como su control y calidad”, de 20 obras financiadas con el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FISM-DF).

Las autoridades municipales ejecutaron un contrato por 989 mil 102 pesos – pagado en su totalidad – por el servicio número 2019300280037, para el cual se realizó una adjudicación por invitación a cuando menos tres personas.

El Orfis detectó un presunto daño patrimonial por 161 mil 494 pesos con 62 centavos, pues el ayuntamiento de Boca del Ríos realizó un exceso de pagos por servicios que no fueron realizados por la empresa contratista.

La cantidad del presunto daño patrimonial deberá ser reembolsada por la empresa contratista a la cuenta bancaria del FISM-DF, pues el servicio se encuentra finiquitado.

 

3.- MEJORAMIENTO DE DRENAJE SANITARIO EN COLONIAS

El órgano fiscalizador también encontró un presunto daño patrimonial en la obra número 2019300280038, para la cual se ejerció un contrato ya finiquitado de cuatro millones 852 mil 136 pesos con 33 centavos.

La obra consiste en el mejoramiento de drenaje sanitario del colector principal en las calles Donato CasasCerrajerosFernando Montes de Oca y Francisco Villa en las colonias UgocepPlan de Ayala y Manantial.

 

 

Tras la revisión física del proyecto, se encontró una obra de mala calidad por deficiencias técnicas, debido a que los pozos de visita de la red de drenaje se encuentran tapados e impiden una correcta descarga de aguas negras.

Por esta obra, se observó un presunto daño patrimonial de cuatro millones 852 mil 136 pesos con 33 centavos.

 

4.- CONSTRUCCIÓN DE GUARNICIONES Y BANQUETAS EN LA COLONIA AMPLIACIÓN PLAN DE AYALA

La administración de Humberto Alonso Morelli ejerció un contrato para la construcción de guarniciones y banquetas en la calle Juan de la Barrera, entre Manglar y calle Cerrajeros en la colonia Ampliación Plan de Ayala.

 

 

El contrato se estableció por la cantidad de un millón 652 mil 161 pesos con 64 centavos, pero el ayuntamiento solo pagó un millón 508 mil 244 pesos con 23 centavos.

Los trabajos contemplan la construcción de mil 83 metros de banqueta, 831 milímetros de guarnición y 15 postes y luminarias, sin embargo, el ayuntamiento boqueño no presentó el acta de entrega del proyecto a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para la partida de alumbrado.

 

 

El ayuntamiento afirma en un acta presentada en noviembre de 2020 que el proyecto se trataba de una rehabilitación del alumbrado público que ya existía, pero el Orfis lo considera una ampliación, pues la cantidad de postes nuevos es mayor a los que ya había.

Se detectó un presunto daño patrimonial por 626 mil 612 pesos con 44 centavos por la obra “ejecutada de forma irregular”, por la falta de validación de la CFE, única empresa facultada para regular el servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica.

 

5.- PAVIMENTACIÓN Y CONSTRUCCIÓN DE GUARNICIONES Y BANQUETAS EN COLONIA AMPLIACIÓN PLAN DE AYALA

La quinta obra en la que el Orfis detectó irregularidades trata de la construcción de pavimentación asfáltica, guarniciones, banquetas y alumbrado público en la calle Juan Escutia, entre Manglar y Cerrajeros de la colonia Ampliación Plan de Ayala.

 

 

Para dicha obra, las autoridades de Boca del Río ejecutaron un contrato por cuatro millones 260 mil 111 pesos, aunque solo pagaron tres millones 309 mil 252 pesos con 84 centavos.

Nuevamente, el ayuntamiento no presentó la validación del proyecto por parte de la CFE e incurrió nuevamente en una ampliación indebida de la red de alumbrado público, pues colocó más postes nuevos de los que ya existían.

El Orfis detectó un presunto daño patrimonial por 633 mil 505 pesos con 62 centavos por la obra “ejecutada de forma irregular”, por falta de permisos emitidos por la CFE para la validación del proyecto en la partida de alumbrado público.

 

6.- SEGUNDO SERVICIO DE SUPERVISIÓN EXTERNA

La administración municipal boqueña contrató un segundo servicio de “Supervisión Externa consistente en la verificación y seguimiento, así como su control de calidad”, de 19 obras financiadas con el Fondo de Recursos Fiscales.

El trabajo de supervisión, que se contrató por un monto de un millón 618 mil 87 pesos ya pagado en su totalidad, debía realizarse en un período de 280 días, desde el 27 de marzo al 31 de diciembre de 2019.

Tras la fiscalización, se observó un presunto daño patrimonial de 763 mil 401 pesos con 75 centavos, pues la administración de Alonso Morelli realizó pagos excesivos por servicios que no fueron realizados.

La empresa contratista deberá reembolsar tal cantidad a la cuenta bancaria del Fondo de Recursos Fiscales.

 

7.- REMODELACIÓN DE LA COMANDANCIA DE POLICÍA MUNICIPAL

El ayuntamiento de Boca del Río contrató la remodelación de la comandancia de la Policía Municipal, ubicada en el boulevard Miguel Alemán, entre la calle Benito Juárez y la avenida Veracruz, por un monto de dos millones 269 mil 890 pesos.

Ya con un monto convenido de 76 mil 484 pesos con 76 centavos, la administración boqueña terminó pagando la cantidad de dos millones 346 mil 374 pesos con 76 centavos.

 

 

En la etapa de solventación del proyecto, el ayuntamiento presentó documentación sobre el reintegro de un monto correspondiente a costos elevados y volúmenes de obra no ejecutados por un importe de 123 mil 196 pesos con 48 centavos.

Sin embargo, el Orfis no considera la documentación como prueba suficiente del reembolso, pues carece del recibo de Tesorería, registros contables y estado de cuenta antes y después del depósito de la empresa contratista.

El órgano observó un presunto daño patrimonial por la cantidad que supuestamente fue reembolsada por la empresa contratista.

 

8.- INSTALACIÓN DE ACOMETIDA ELÉCTRICA

Para la instalación de la acometida eléctrica para el transformador del CDC, la administración pública de Boca del Río ejecutó un contrato por 259 mil 968 pesos con 60 centavos, cantidad que cubrió de forma total.

Los auditores encontraron que la obra fue ejecutada de forma irregular, por brindar el servicio sin que el proyecto fuera validado por la CFE, por lo que se observó un presunto daño patrimonial por la misma cantidad en la que se estableció el contrato de la obra.