El delegado regional de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Tonatiuh Hernández Sarmiento informó que durante la visita que realizaron a las cárceles municipales del sur de Veracruz encontraron problemas como la falta de energía eléctrica, agua potable, olores nauseabundos y poca higiene en las celdas.

 

“La verdad es que encontramos luego mucha suciedad, muchos olores nauseabundos, falta de luz eléctrica, falta de agua, algunos no tienen los camastros de cemento, no tienen cobijas, no tienen colchonetas, deficiencia en el llenado de formatos para determinar los datos generales de las personas, en algunas ocasiones hemos observado que hay exceso en las detenciones, se pasan de las 36 horas”, detalló.

 

Ante estas irregularidades la CEDH explicó levantó un acta y se las hizo llegar a las autoridades locales para que atiendan las observaciones y en dado caso de hacer caso omiso, se emite un reporte al Congreso del Estado para que atienda este tema.

 

“Nosotros levantamos un acta, se les hace llegar un oficio a los presidentes municipales de las observaciones, volvemos a hacer las visitas, verificamos nuevamente y si nos percatamos que están cometiendo nuevamente ese tipo de situaciones tenemos un área de asuntos penitenciarios en donde hacemos llegar el reporte al congreso del estado para que ellos tomen cartas en el asunto”, informó.

 

Específicamente en el caso del Centro de Readaptación Social (Cereso) “Duport Ostión” de Coatzacoalcos, la queja más recurrente de los internos es que las autoridades no les brinden un informe de su situación legal.

 

“En el momento que estamos realizandouna visita, se nos acercan alunas personas privadas de su libertad y nos externan algunas peticiones, la gran mayoría tiene que ver con cuestiones de sus procesos penales, que no saben cómo están sus causas, el defensor de oficio a veces no les informa bien, hacemos una gestión para que los atiendan”, finalizó.

 

 

Con información de Presencia MX.