El profesor de telesecundaria Rafael Mejía Toral aprovechó la pandemia para gestionar que su escuela dejara de ser un “vagón” o contenedor y tuviera salones de concreto. 


Director de la misma telesecundaria, que lleva por nombre José Emilio Pacheco, está contento porque de confirmarse el regreso a clases para el próximo ciclo escolar, sus 50 alumnos ahora tendrán un aula digna.


El maestro cuenta que inició clases y el proyecto mismo de la telesecundaria en una oficina móvil o “vagoncito”, como él lo llama, sumando el apoyo de otras telesecundarias que se solidarizaron para la donación de materiales.


“A finales de 2018 se logró lo que es la clave, 30DTV0257P y a partir de ahí empezamos con la gestión de recursos para la construcción de nuestra escuela”, recuerda.

 


En imágenes que guarda con cariño, se observa a los primeros 20 jovencitos que ingresaron al plantel tomando clases bajo los árboles.

Mejía Toral confirmó que las autoridades educativas le han señalado que no solo habrá salones dignos, sino que, en una segunda etapa, la escuela será cercada para la seguridad de la misma.


“Ha habido algunos intentos de robo, afortunadamente con los padres de familia estamos realizando vigilancia en nuestra escuela y nuestras autoridades también han visto el compromiso con nuestra escuela”, dijo.


Agregó que actualmente hay cuatro docentes con plena disposición de regresar a las aulas para atender a chicos desde primero hasta tercer grado.

Pero las gestiones del maestro no se detienen a las necesidades de la escuela. Recientemente, solicitó mediante oficio a la Secretaría de Seguridad Pública algunos recorridos de la policía y también paga a un velador en la escuela.

Igualmente, solicitó al ayuntamiento de Xalapa lámparas para beneficio de todos los vecinos, debido a que en esa área no hay iluminación, agradeciendo el apoyo de funcionarios y legisladores.


El ayuntamiento también construyó un drenaje pluvial, en la calle Popocatépetl y el maestro actualmente se encuentra tramitando la pavimentación de esa vía y la calle Cafetal con el apoyo de vecinos.