Ciudad de México.- El gas natural es más barato, pero no hay infraestructura. En comparación con el gas LP, es 49% más económico, de acuerdo con expertos.

El uso de gas natural residencial es una opción para hacer frente a la imparable alza de los precios del gas LP, pues es más económico  y menos contaminante, según expertos y datos de la industria.

El consumo de 30 kilogramos de gas natural cuesta 404 pesos en promedio, mientras que la misma cantidad de gas LP implica un gasto de 793 pesos, por lo que el ahorro directo para el consumidor asciende a 390 pesos, según un análisis de la firma Naturgy.

Con ese ahorro, las personas pueden pagar 22 de cada 100 pesos que destinen para los productos de la canasta básica alimentaria, que incluye maíz, huevo, frijol, leche, entre otros productos, y cuyo costo total es de mil 745 pesos, de acuerdo con datos del Coneval.

De la energía térmica que se consume en las viviendas, la mayor proporción se destina a la cocción/calentamiento de alimentos. El combustible principal de uso en las viviendas del país es el gas LP con 79%, les sigue el uso de leña o carbón con 11%, y el gas natural representa 7 por ciento, según datos del INEGI.

Gas LP

¿Qué es?

Es un hidrocarburo que nace de la mezcla de gases licuados y disueltos en el petróleo; es una mezcla de propano y butano. Es por lo anterior, que se llama Gas Licuado del Petróleo, y se abrevia Gas LP.

 

Características:

~Su venta es muy accesible para el usuario, pues se comercializa en cilindros intercambiables y en tanques estacionarios.

~Su modelo de distribución permite llegar a zonas de difícil acceso, ya que no requiere tuberías como el Gas Natural.

~Este hidrocarburo genera más calor que el Gas Natural, 2.5 veces más aproximadamente.

~Hoy en día se puede monitorear su rendimiento o alguna fuga mediante varias aplicaciones móviles

~Relativamente es más sencillo encontrar aparatos de consumo (boilers, estufas, etc.) para el Gas LP, que para el Gas Natural

~No requieres de hacer ajustes en la línea de tuberías de tu hogar, como probablemente sí tendrías que hacerlas para el Gas Natural.

GAS NATURAL

¿Qué es?

El gas natural es una mezcla de gases compuesta principalmente por metano. Su obtención se da en yacimientos fósiles y también puede obtenerse a partir de la descomposición o fermentación de restos orgánicos, a lo cual se le determina biogas, para llevar a cabo todo el proceso del mismo, es promovido en plantas de tratamiento especializadas.

 

Este tipo de gas llega hasta las casas a través de gasoductos de acero. Y funciona como un servicio contínuo, en el que se paga por lo que marca de consumo el medidor; muy similar al servicio de luz y agua potable.

 

Características:

~Es amigable con el medio ambiente

~Los usuarios encuentran el servicio disponible los 365 días del año, tal como el agua y la luz.

~Su distribución es limitada, ya que en lugares de difícil acceso se complica la instalación de gasoductos.

~Quienes lo distribuyen ofrecen atención de fugas las 24 hrs del día.

¿Cocina a gas o luz?

La parrilla eléctrica sale a la larga mucho más costoso, puesto que dependerá de la luz eléctrica para funcionar.

 

A mayor consumo, mayor será el recibo de electricidad que se debe pagar en la factura de la luz. Las cocinas de inducción o a gas, funcionan únicamente con una toma de gas natural o gas doméstico, por lo que claramente no consumen electricidad.

No obstante, las cocinas a gas suelen ser más costosas que la parrilla eléctrica, así que, en cuanto al costo inicial, la cocina a gas es más costosa que la parrilla eléctrica, pero en cuanto a función, la parrilla eléctrica es más costosa que la cocina a gas.

Sin embargo, depende del tamaño de la parrilla eléctrica, su potencia y su modelo, pues un modelo no tan reciente gastará más electricidad que una moderna o nueva, mientras que la cocina de gas por muy vieja o nueva que sea, no consumirá más que gas natural.