Afuera de los juzgados de Pacho Viejo, en Coatepec, familiares de July “N” pidieron que se le aplique El Protocolo de Estambul, reiterando que la mujer fue víctima de tortura y otros tratos crueles para implicarla en el asesinato de la rectora de la Universidad Valladolid perpetrado en 2020.


La abogada Alejandra Helguera, quien es colaboradora del Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez”, afirmó que la detenida fue violada por ministeriales luego de su detención en la Ciudad de México.


“Estamos acompañando, documentando la tortura sexual de la que fue víctima; en el centro hemos documentado casos de mujeres víctimas de tortura sexual como July y nos preocupa porque se suele repetir el patrón”, señaló la abogada.


Señaló que July “N” fue detenida enfrente de sus hijos y después fue agredida sexualmente en su traslado a la Ciudad de México.


Cabe señalar que este jueves se llevó a cabo la audiencia intermedia, sin embargo, July “N” permanece recluida en el Centro de Readaptación Social.


Los familiares acusan que la Fiscalía General no tiene pruebas para implicar a July “N” en el crimen; sin embargo, en febrero del año en curso la fiscal, Verónica Hernández, afirmó que el proceso está “apegado a Derecho”.


Etelvina Garfias, madre de la mujer aprehendida por dicho delito el pasado 6 de noviembre, refirió que su hija está acusada injustamente por homicidio doloso calificado. 


Aseguran que el Poder Judicial permitió que Marco Antonio Rodríguez Lobato no admita evidencia de que su hija se encontraba trabajando en la Ciudad de México el día en que se perpetró el crimen.


Garfias, de ocupación intendente, rechazó cualquier vínculo de su hija con los hechos ocurridos el pasado 29 de junio de 2020, en Emiliano Zapata, aseverando que la asocian con el homicidio debido a su trabajo temporal como chofer de Uber en un vehículo que habría sido utilizado para cometer el homicidio.


Hay que recordar que el pasado 29 de junio personas ingresaron a la Universidad Valladolid y asesinaron a María Guadalupe Martínez Aguilar en sus oficinas.