Transcurre la mañana del 27 de julio en el pueblo de Santa María Tatetla, el día parece normal como cualquier otro, pero en la casa de Arcelia la preocupación invade su hogar, una noche antes estuvo en vela cuidando a su esposo Melitón, quien llevaba cinco días en cama debido a los síntomas de covid que presentó.

Este jueves 5 de agosto, suma una semana esperando a su esposo que se encuentra hospitalizado el Centro de Alta Especialidad (CAE) de Xalapa Doctor Rafael Lucio, como uno de los enfermos más que engrosa las cifras de la tercera ola covid

 

 

Hace unas semanas había recibido la primera dosis de la vacuna contra la covid, pero no fue suficiente para que no contrajera el virus, su estado de salud cada día empeoraba y con ello vino la fiebre que no cedía, la molesta tos que no lo dejaba y la dificultad para respirar.

Durante esa temporada estuvo tratándose en el centro de salud de la comunidad, pero no hubo resultados favorables, pues los síntomas que presentaba se fueron agravando, por lo que su esposa tomó la decisión de "sacarlo", como dice al referirse a trasladarlo a la capital, Xalapa, donde actualmente permanece internado.

 

 

Pero para llegar a ese día tuvo que aguantar la incertidumbre de una noche en donde lo escuchaba sufrir por no poder respirar. A la mañana siguiente le habló a su hija para que le consiguiera un medio de transporte para trasladarlo, pues la única corrida que hay en la comunidad sale a las 7:00 de la mañana.

 

"Yo me asusté mucho, nosotros no tenemos acceso para llegar rápido a la ciudad, ni dinero para trasladarlos, ahí un viaje cuesta, si no tienen unos 600 o 700 pesos para el viaje te mueres en el pueblo", dijo Arcelia.

 

Santa María Tatetla es una comunidad serrana enclavada en el municipio de Jalcomulco, ubicada a casi tres horas del puerto de Veracruz y a dos de la capital del estado. 

Los accesos para llegar y sobre todo salir del pueblo se vuelven una odisea para los habitantes, quienes tienen que pagar altos costos por el servicio de transporte cuando hay alguna emergencia de salud.

Dinero que no cualquiera puede solventar, ya que la mayoría de los habitantes trabaja en el campo y vive de la siembra de maíz, frijol y cacahuate de temporada.

 

 

La mayoría de los pobladores suelen salir a las ciudades a trabajar para conseguir un sueldo más digno, otros salen a los poblados cercanos a vender el producto que cosechan.

 

ASÍ EVOLUCIONÓ LA COVID EN LAS COMUNIDADES LEJANAS

Hace un año, durante el pico más alto de la curva de contagios de covid (julio-octubre), en la comunidad la covid era solo un rumor que atacaba a las grandes ciudades, los casos en Santa María eran pocos, alrededor de 19 personas habían presentado síntomas como probables sospechosos y uno fue confirmado como positivo.

Actualmente el doctor Gilberto Ruiz Chivís, médico particular quien llevaba atendiendo a pacientes sospechosos de covid desde que iniciaron los contagios en el pueblo, señala que ha atendido entre 50 y 60 pacientes con probables síntomas.

 

 

Según el reporte de la Secretaría de Salud el municipio de Jalcomulco cuenta con 19 casos confirmados y cinco defunciones.

La mayoría de los pobladores no cuentan con el suficiente dinero para realizarse una prueba para detectar la covid, es por eso que la cifra es mucho más baja que lo reportado por la Secretaría de Salud, señaló Gilberto Ruiz.

Pese a que en un inicio las comunidades alejadas de las grandes ciudades mantenían una especie de "protección" ante el virus por estar aisladas, a un año de la llegada de la pandemia son las que se encuentran padeciendo la tercera ola.

 

"Es triste y desolador, porque no tienen a la mano unos 40 o 80 mil pesos para costear oxígeno o para tener un médico cerca de ellos", comentó Gilberto.

 

 

Uno de los factores que originó este aumento de contagios dentro del lugar-según el doctor- es que la población sigue sin mantener los cuidados de higiene y de aglomeraciones, además que la mayoría todavía sale a otros lugares a trabajar.

Dijo que sus pacientes más recientes han sido jóvenes, quienes no se encuentran vacunados todavía, es por eso que es recomendable que las personas acudan a aplicarse la dosis contra la covid, pues es una manera de prevenir complicaciones.

 

"TENGO LA ESPERANZA DE REGRESAR JUNTOS"

El esposo de Arcelia lleva una semana internado en el Centro de Alta Especialidad (CAE) de Xalapa Doctor Rafael Lucio (antes CEM), la espera no ha sido fácil, fuera de su pueblo se mantiene hospedada en casa de una conocida.

 

"Es desesperante, se sufre mucho, aquellas personas que no lo han vivido y que te ven como bicho raro, es muy triste, aquí estamos solo con la esperanza que nos regresemos juntos a la casa", contó Arcelia.

 

Durante el último mes han tenido complicaciones tres habitantes de Santa María, algunos aún permanecen internados, dos más ya se encuentran en recuperación.

Los gastos que tuvo por la enfermedad ascienden a los más de 2 mil pesos, entre medicamentos y consultas médicas que realizaron antes de internarlo, así como los gastos en transportes y comida que tienen que solventar.

Arcelia espera que su esposo se recupere pronto, así como confía que los médicos le den buenos resultados para regresar juntos a su casa.