Veracruz, Ver.- Vecinos del fraccionamiento Hacienda Sotavento, ubicado en la zona poniente del puerto de Veracruz, protestaron a las afueras de las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) debido a que la empresa les suspendió el servicio desde el pasado viernes 30 de julio.


La manifestación se llevó a cabo en las instalaciones ubicadas en la prolongación Salvador Díaz de Mirón, a las que se dieron cita habitantes del fraccionamiento Hacienda Sotavento, así como de los conjuntos habitaciones vecinos de Bonaterra y Pueblo Nuevo.


De acuerdo con Lucinda Dolores Santamaría López, el corte del servicio eléctrico se debe a una deuda de cuatro millones 346 mil 26 pesos que la constructora Casas GEO – declarada en quiebra el 11 de marzo de 2019 – contrajo con la CFE.


El corte de la electricidad provocó que los vecinos lleven casi una semana sin agua potable, debido a que los pozos que la surten a más de ocho mil familias que habitan en Sotavento se encuentran sin energía para funcionar.


Según Lucinda Santamaría, los colonos sufrieron un primer corte del servicio el pasado 6 de junio, sin embargo, tras una serie de negocias e intervención del ayuntamiento de Veracruz se les reestableció la electricidad.


“Actualmente volvieron a hacer otro corte el día 30 de julio, el viernes pasado a las 4:22 (pm), hagan de cuenta que llegaron como delincuentes, llegaron dos camionetas de CFE, se dieron cuenta unos vecinos y se fueron rapidísimo.


Todavía gritaron ‘es que nosotros tenemos orden de corte’, sin mediar con un documento, eso no es posible, porque estamos pagando”, dijo.


Además del adeudo con la CFE, Casas Geo también les heredó a los habitantes de los fraccionamientos una deuda de 55 millones de pesos ante la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la cual evita que los conjuntos sean municipalizados.