Cuando Idheanna se vio sin trabajo a raíz de la pandemia, se dio cuenta que su giro -los viajes turísticos- tardarían en reactivarse. Entonces, tras varios meses de incertidumbre, creó un grupo de apoyo para mujeres emprendedoras y empresarias en redes sociales.

La idea nació como una invitación a otras mujeres que quisieran vender o consumir algún producto de la localidad, donde los únicos requisitos eran seriedad en el trato y dar el servicio a domicilio.

Hoy ese proyecto está cerca de tener una oficina propia e incluso, constituirse en un mercado permanente con venta de productos de la capital y la región, convirtiéndose en el Mercado local Xalapeñísima.

 

 

TIEMPOS DE REINVENCIÓN

Idheanna Gómez Ortiz, quien preside la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes en el Estado, y que posee su propia agencia, debió reinventar la manera de generar ingresos cuando iniciaron las restricciones de convivencia propias de la pandemia.

Para ello, ideó ingresar al rubro de los alimentos y se puso a estudiar la forma de elaboración de empanadas argentinas, luego, pensó en todas aquellas mujeres que pasaban por una situación económica similar y decidió crear el grupo.

Enfatizó que más de la mitad de las agencias de viaje, al menos las 86 ubicadas en Xalapa, debieron bajar sus cortinas. La suya no fue la excepción.

 

“No ha sido fácil. Nadie sabía que esto fuera a durar tanto. Al principio pensábamos que iba a ser un par de meses y seguíamos pagando nóminas, renta y todo, pero llegó el momento que ya con un tiempo tan extenso, no ha sido posible”, lamenta.

 

 

“En muchos casos tuvimos que diversificar porque al principio sí teníamos un trabajo intenso por la cantidad tan grande de cancelaciones que teníamos que hacer, todos tuvimos trabajo, pero trabajo ya no remunerado, ahora era cambiar todo”.

Ante el panorama, indicó que algunos empresarios del sector se fueron a sus casas a trabajar, mientras que otros cambiaron de giro. O lo alternaron, buscando alternativas para estar vigentes.

“Yo al ver que seguían pasando los meses y que esto no tenía para cuando, fue que me empecé a meter al tema gastronómico.

 

“Como anteriormente a los grupos que traíamos les ofrecíamos experiencias como llevarlos al lugar donde estaban haciendo el pan de leña, ahora se les daba un pequeño taller para que ellos aprendieran a hacer su pan y compraran al de la panadería”.

 

 

De estas actividades y experiencias, Idheanna optó por especializarse en la comida y propiamente en las empanadas argentinas, lo que proyecta vender en el mercado que está por abrir sus puertas este mes de agosto.

 

RENTAN LOCAL POR 22 PESOS

Así, a los clientes que ya tenía a través de su agencia empezó a ofrecerles sus nuevos productos.

 

“Hoy, a más de un año sigo con la reactivación turística, pero también ya tengo un año haciendo empanadas argentinas”.

 

Cuenta con orgullo que, además, durante este año de restricciones se propuso estudiar repostería y elaborar pastas italianas. Ahora combina todas sus especialidades.

Respecto al mercado que acompaña al proyecto inicial, refirió que al haber mucha gente que no tiene los medios para rentar un local con las condiciones que actualmente exigen las inmobiliarias o los dueños de los mismos; sin embargo, por esta razón se abrirá el mercado, pero con costos de arrendamiento accesibles.

 

 

Además, tendrá otros beneficios. Los costos de los productos que se exhiban no serán incrementados para buscar comisión alguna porque lo que se busca es que llegue a más personas y se consoliden.

Indicó que el proyecto, que inició como una cuestión familiar, dará ahora la oportunidad a entre 50 y 80 emprendedores que pagarán cuotas desde 22 pesos al día por ofrecer su mercancía.

 

“Nosotros ya tenemos dada de alta la marca, ya hay una marca registrada para que todos sus productos ya tengan esa marca, tengan algo que ofrecer con seriedad al consumidor”, dijo en entrevista.

 

DIFÍCIL VIAJAR EN PANDEMIA

La empresaria, experta en el rubro de los viajes recordó que, si bien la industria se ha ido reactivando, ha sido lento el tránsito hacia lo que era antes de la pandemia.

Al afirmar que en viajar intervienen, actualmente, otros factores de mayor importancia como la salud mental a más de un año de las restricciones, lamenta que el repunte de su negocio sea aún pequeño.

 

 

Por otro lado, hace hincapié en las situaciones a las que se enfrentarán los viajeros en esta temporada, sobre todo aquellos que pretendían ir a Europa, pues los países de ese lado del mundo solo aceptan actualmente el ingreso de personas vacunadas con dosis de Pfizer, Moderna y Johnson, que en algunos sitios de Veracruz ni siquiera se contemplaron para la población.

Gómez Ortiz explica que con la pandemia los empresarios han tenido que diversificar su oferta de servicios. En su caso, su agencia se convirtió en una operadora turística que trae a visitantes al Estado.

“Armamos los paquetes con tours y recorridos; empezamos a diversificar en el tema gastronómico. Anteriormente a los grupos que teníamos les ofrecíamos experiencias.

 

“Ahora yo empecé a hacer comida, a especializarme. A mis propios pasajeros les empecé a decir que, aunque ahora no estoy haciendo viajes, estoy vendiendo empanadas argentinas”.

 

 

Al surgir el grupo de apoyo para mujeres emprendedoras y empresarias el objetivo es ofertar productos típicos de la región y de Veracruz, con servicio a domicilio.

“Estamos montando una oficina en donde tendremos en un lado comida y en el otro un mercado local permanente de puros productos de Xalapa y la región, con emprendedoras veracruzanas.

 

“Hay mucha gente que no puede rentar un local, la idea es dar un espacio, no subir el precio del producto y se cobrarán rentas accesibles, sin importar si vendes uno o 100 productos”.

 

La empresaria comentó que sus 2 hijos la están ayudando, pero la idea es llegar a un centenar de emprendedores brindándoles un espacio en Plaza 20, en la capital de Estado