“En Veracruz no quieren ponerles a los niños medicamentos que no sean comprados por el hospital”, denunció el director de la asociación civil Nariz Roja, Alejandro Barbosa, sobre la situación que padecen niños con cáncer de la Torre Pediátrica.

De acuerdo con el activista, la directiva del Hospital Infantil de Veracruz se niega a aplicar a niños con cáncer los medicamentos que sus madres consiguen a través de asociaciones o por sus propios medios.

 

A través de un vídeo en redes sociales, expuso que la Secretaría de Salud incumplió el compromiso de brindarles medicamentos a los niños, por lo que ahora están reprogramando la aplicación de las quimioterapias.

 

“No hay medicamentos y le dices a los padres que no importa de donde los traigan, que no se los van a poner”, dijo.

 

Alejandro Barbosa calificó como una acción inhumana la orden que presuntamente fue ejecutada por el director del Hospital de Alta Especialidad de Veracruz (HAEV) y, por consiguiente, de la Torre Pediátrica, Avelino Guardado.

 

“Al director del hospital necesitan ponerle un ‘estate quieto’ ya, necesitan levantarle un acta administrativa, porque no se vale esto, ya estuvo bueno.

Esta indicación que dio que no se iba a recibir nada del hospital es una negligencia ¿les dolió que las asociaciones civiles son las que le están salvando el tema? Se nota que sí”, señaló.

 

De acuerdo con Barbosa, es una infamia que las autoridades tomen estas decisiones cuando las fundaciones tengan cerca de dos millones de pesos para ayudar con medicamentos a los niños con cáncer.

 

“Nosotros solo estamos tratando de hacer lo que ustedes han dejado de hacer durante años; estamos hablando de dos años y medio en los que han dejado a la gente a su suerte”, comentó.

 

Desde el inicio del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, las protestas de madres de niños con cáncer son constantes en Veracruz debido a la falta de medicamentos oncológicos para que sus hijos reciban un tratamiento médico.

 

La situación es denunciada desde hace varios meses por Alejandro Barbosa, de la fundación Nariz Roja, que el pasado 30 de junio realizó el movimiento #HazParo de manera simultánea en varias ciudades del país para protestar por el desabasto.

 

Al movimiento se sumaron las madres veracruzanas, quienes bloquearon la avenida 20 de noviembre, frente al HAEV, durante 16 días, hasta que llegaron a un acuerdo con autoridades del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

 

Desde la Ciudad de México, las autoridades se comprometieron a enviar a Veracruz diversos lotes de medicamentos contra el cáncer, sin embargo, el compromiso fue incumplido y, además, se impidió a las madres presentar sus propias medicinas.