Boca del Río, Ver.- Al menos 19 músicos fueron despedidos de la Orquesta Filarmónica de Boca del Río desde el pasado 22 de junio, fecha en que el ayuntamiento inició el recorte del personal presuntamente sin justificación.

De acuerdo con Ruel Antonio Bernal King, quien era violinista de la orquesta, este viernes 13 de agosto se registraron más despidos en la orquesta, que es administrada por el gobierno municipal que preside Humberto Alonso Morelli.

A decir del músico, los empleados fueron notificados por Hazael Santos, jefe de personal, que a partir del sábado 14 de agosto se les dará de baja de la nómina de la Orquesta Filarmónica de Boca del Río.

Los empleados despedidos – a quienes se les notificó la situación por vía telefónica – forman parte de un grupo que demandó al ayuntamiento de Boca del Río ante la Junta de Conciliación y Arbitraje por el recorte de sus sueldos y por presuntos despidos injustificados.

Este viernes, Hazael Santos también ejecutó el despido de dos empleados que omitieron contestar una carta en la que les preguntó si regresarían a la orquesta en septiembre. Se trata de Bárbara Piotrowska y Mirna Lazic, chelistas principales de la orquesta, quienes estaban en el extranjero.

Según Ruel Antonio Bernal, la orquesta fue completamente desarmada, pues entre los despedidos se encuentran dos concertinos, las dos chelistas principales, el principal de percusiones y parte de los primeros violistas.

La serie de despidos de la Orquesta Filarmónica de Boca del Río comenzó el pasado 22 de junio. El recorte del personal inició con Ruel Antonio Bernal King, justo después de que el ayuntamiento de Boca del Río recibió la notificación de la demanda emprendida por los músicos.

Junto con él fueron despedidos otros seis músicos apenas una semana después: Gabriela Aldana, Astrid Velázquez, David Hernández Tinoco, Víctor Manuel Zavaleta Hernández, David Sebastián Morales Sánchez y Javier Fernando Escalera Soria.

Los músicos sufrían el descuento del cincuenta por ciento de su sueldo desde la segunda quincena de agosto de 2020, según pretextó el ayuntamiento, por mermas económicas ocasionadas por la pandemia de la covid-19.

El grupo de músicos siguió trabajando para la Orquesta Filarmónica pese al recorte salarial, hasta que este año decidieron demandar al ayuntamiento, que recibió el emplazamiento el pasado 15 de junio.

Hasta ahora, las autoridades continúan sin atender la demanda y los músicos creen que solo extienden el proceso para que la audiencia programada para septiembre se reprograme.

El pasado mes de junio, E-Consulta Veracruz buscó una entrevista con el alcalde Humberto Alonso Morelli para conocer la postura del ayuntamiento boqueño, sin embargo, el equipo de Comunicación de la administración municipal nunca dio respuesta.