“Que no te metas con mi gente hijo de tu puta madre, deja de escribir mamada”, fue la amenaza de muerte que el reportero Jacinto Romero Flores recibió vía mensajes de WhatsApp en febrero de 2021. Había señalado por su nombre al policía Cristian Anastasio Quechulpa, sobrino de la síndica de Texhuacan, Salustia Romero Anastasio.


En su nota, el comunicador informó sobre cómo el policía presuntamente accionó su arma contra el joven Efrén Cano Tepole.


A seis meses de esta amenaza, Jacinto “El enano del Tapanco”, como era conocido por su popular columna con el mismo nombre, fue asesinado alrededor de las 10:45 del jueves 19 de agosto en el bulevar Reforma de la comunidad Potrerillo, cuando había salido de su domicilio en su automóvil  Atos color rojo placas YNJ 599 A,  hacia su trabajo.  


El reportero Jacinto Romero Flores cubría la Sierra de Zongolica y llegaba hasta las comunidades más alejadas de los municipios de las Altas Montañas, era locutor en Oriesterio FM donde tenía el programa “Dígalo sin miedo”, era colaborador en diversos portales de internet y por años había laborado en El Sol de Orizaba del Grupo OEM.


Era reconocido entre la población por sus labores altruistas, como luchador social. A través de la donación de “tapitas” contribuía con las asociaciones que ayudan en los tratamientos de niños con cáncer.


Apenas el 18 de agosto había cumplido 60 años, y agradeció llegar a las seis décadas con un vídeo a través de su perfil de Facebook.
“Quiero agradecerle a la vida por otro año más que se cumple, agradecerle porque a lo largo de estos meses te das cuenta y valoras, la salud, la amistad. La amistad que no puedes hacer a un lado cuando verdaderamente te percatas en los momentos más difíciles quienes son los amigos sinceros que están contigo. Es muy difícil reconocer que a lo largo de la vida puedes sentir de aquellas personas una amistad desinteresada (…)”, expresó.


En su vídeo también pidió a las personas cuidarse durante esta pandemia por covid-19 y felicitó a los veterinarios en su día. Coincidentemente Jacinto, quien era amante de los animales, cumplía años el “día del veterinario”.


En 2010, fue destapado para contender por la alcaldía de Ixtaczoquitlán por el PRD. “reportero de profesión, cantante por afición fue destapado como una carta fuerte del Sol Azteca”, menciona una nota informativa de un sitio web.


Había sido considerado para cargos de elección popular, debido a que era conocido por sus notas de denuncia y gestión de apoyos para sectores vulnerables.


Dos horas antes de su ejecución el reportero todavía estuvo activo en sus redes sociales, al compartir un recuerdo de hace un año, una fotografía con su gatita “Yuyu”. “Toda una Reyna Yuyu primera”.
Hasta el último momento Jacinto Romero Flores compartió sus últimas noticias que reporteó en Tehuipango, Zongolica y Nogales. 

 


“Exigen la salida del director de la Telesecundaria José Vasconcelos en Nogales”, “Cae rayo en la localidad de San José Independencia Zongolica”, fueron los últimos titulares de las noticias que publicó Jacinto Romero Flores, antes de ser asesinado.