Un cinturón, una identificación y un porta tarjetero son las únicas pistas sobre el paradero de Édgar Álvarez Flores que la Fiscalía General del Estado ha presentado a los familiares del hombre desaparecido el 25 de marzo del 2020 en Boca del Río.

 

Por el caso existen cuatro personas detenidas, vinculadas a proceso por el delito de desaparición de personas desde julio del 2020; dos empresarios de Boca del Río, una exempleada y la ex alcaldesa interina de Xalapa, Armida N.

 

Sin embargo, a pesar de las detenciones y que el caso parecía que se esclarecía después de que se hizo mediático, la familia de Édgar Álvarez afirma que la investigación se mantiene estancada.

 

La última información que tuvieron por parte de la FGE fue el 17 de diciembre del 2020, hace más de ocho meses, cuando se presentó a la familia una serie de objetos hallados durante un cateo en un rancho ubicado en Jamapa, propiedad de Jesús N., empresario que se encuentra en prisión por el caso, indicó Daniel Álvarez Flores, hermano de la víctima.

 

“Con la Comisión Estatal de Búsqueda estamos esperando porque se registraron sus propiedades y se encontraron varias pertenencias de mi hermano, la última vez que nos comentaron fue el 17 de diciembre y hasta la fecha no nos han dicho más allá de ello”, declaró.

 

Daniel junto con sus padres se presentaron para reconocer los objetos, entre los que se encontraban prendas que utilizaba el día de su desaparición, una identificación de la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex) de Édgar no dejaban dudas de que se trataban de él.

 

Sin embargo, después de esto no hubo ninguna información más a la que pudieran acceder, por el contrario, cada solicitud que se realizaba a la Fiscalía General del Estado para conocer los avances de la investigación no se respondieron.

 

SIN RESPUESTA, FAMILIA SE SUMA A COLECTIVO PARA REALIZAR BÚSQUEDA

Édgar Álvarez Flores es originario de Boca del Río, tenía 40 años al momento de su desaparición, vivía con su esposa y sus cinco hijos en Poza Rica.

 

Después de que se detuviera toda información sobre el avance de la búsqueda por parte de la FGE, su familia decidió unirse al colectivo Justicia y Dignidad por Veracruz, para continuar la búsqueda por su cuenta.

 

Daniel Álvarez, junto con sus padres, no solo acompañan a otras familias en marchas para exigir justicia por los desaparecidos, también se involucra en las búsquedas en fosas clandestinas en Veracruz y otras actividades de búsqueda en vida de otras cien familias que buscan a sus desaparecidos en el puerto.

 

Lidia Lara, fundadora de Justicia y Dignidad por Veracruz, detalla que el colectivo es integrado por personas que buscan a sus familiares desaparecidos entre el 2010 y el 2021.

 

En todos los casos, asegura que la deficiencia y desinterés de la Fiscalía General del Estado ha sido una constante, a pesar de que al menos cinco personas han estado al frente de esta institución en  10 años, tres afines al PRI, uno al PAN y la actual con cercanía al gobierno de Morena.

 

En el caso de Édgar, su esposa fue quien denunció su desaparición luego de que perdiera comunicación con ella el día en el que viajó a Boca del Río para realizar el cobro de un contrato a nombre de Armida N., ex alcaldesa interina de Xalapa con quien trabajaba.

 

Su padre José Teodulfo Álvarez Ávila inició la búsqueda de su hijo después de conocer que no tenía comunicación con su familia, pero afirma que en los primeros días el caso fue tratado con desinterés por personal de la Fiscalía Regional de Veracruz.

 

Fue hasta que se involucró el nombre de los empresarios Jesús N. y Rafael N., así como de Armida N., que se volvió mediático y el caso fue atraído por la Fiscalía General del Estado en Xalapa, que en las primeras indagatorias obtuvo pruebas para obtener tres órdenes de aprehensión en contra de los presuntos responsables y, posteriormente, tres autos de vinculación a proceso.

 

“Los avances iban muy bien porque ahorita nosotros por el tiempo que lleva de desaparecido, como fue sonado el caso, porque estaba gente involucrada muy fuerte, iba la investigación muy bien, pero ahora de un tiempo para acá nos lo han atrasado”.

 

DESAPARECIDO

Édgar Álvarez Flores, de 40 años de edad, fue reportado como desaparecido el 25 de marzo del 2020 en la ciudad de Boca del Río.

 

Familiares señalaron que Édgar viajó de Poza Rica al municipio de Boca del Río para sostener una reunión de trabajo con Jesús N., en sus oficinas ubicadas en la avenida Costa de Oro 1404, en el fraccionamiento Costa de Oro.

 

En ese mismo domicilio se llevó a cabo la orden de aprehensión en contra de Jesús N. y Rafael N. la madrugada de este 21 de julio, de acuerdo con lo informado por la Fiscalía General del Estado.

 

Después de avisar que ingresaría a la reunión, Édgar no tuvo más comunicación con su familia, que decidió presentar la denuncia en la ciudad de Poza Rica e iniciar su búsqueda.

 

“Supuestamente le fueron entregados 2 millones de pesos, pero ni su carro, ni el dinero, ni él aparecieron. El dinero era para Armida N., que era exalcaldesa de Xalapa, a nosotros nos cerraron muchas puertas en la Fiscalía”.